Texas
Johnson está acusado de robo a nivel de delito grave por parte de un servidor público y por abuso de la capacidad oficial/ Foto: Pixabay

Un alguacil del condado fronterizo de Real, en Texas, se encuentra bajo investigación criminal por acusaciones que sugieren que ordenó a los  agentes bajo su cargo confiscar dinero y hasta una camioneta a inmigrantes indocumentados en las paradas de tráfico. 

En contexto: Según una orden de allanamiento obtenida por el Texas Tribune, el mes pasado,  investigadores junto a agentes de los Texas Rangers, agencia del Departamento de Seguridad Pública de Texas y otros de la Oficina del Fiscal General del Estado, allanaron cuatro oficinas del Condado de Real como parte de la investigación al alguacil Nathan Johnson.

  • El Texas Ranger que investiga dijo que Johnson admitió haber incautado regularmente dinero de inmigrantes indocumentados durante las paradas de tráfico, incluso si no estaban acusados ​​de ningún delito estatal, antes de entregárselos a los agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos.
  • Uno de los ayudantes del alguacil indicó a los investigadores que “incautar dinero de inmigrantes indocumentados y del conductor ha sido un procedimiento operativo estándar desde que ha sido empleado de la Oficina del Alguacil del Condado de Real”. Esta información fue registrada por Ricardo Guajardo, agente de los Texas Rangers, en las órdenes de allanamiento.
  • Guajardo acusó a Johnson de robo a nivel de delito grave por parte de un servidor público y por abuso de la capacidad oficial, alegando que las incautaciones de efectivo y vehículos del alguacil violaron las leyes estatales de decomiso de bienes civiles.

¿Por qué es importante? La investigación sobre el alguacil republicano está en marcha mientras se desata una tormenta sobre la política de inmigración en el país.

  • De acuerdo al Washington Post, el año fiscal 2021 cerró con 1.3 millones de migrantes arrestados en la frontera sur. Entre 2012 y 2020, el promedio de estos arrestos fue de 540 mil.
  •  El gobernador de Texas, Greg Abbott, ha culpado a la administración de Biden por el ascenso a niveles “récord” en la cantidad de cruces fronterizos entre México y Estados Unidos. Ante este panorama, Abbott ha enviado a miles de policías estatales y personal militar a “arrestar y encarcelar” a las personas sospechosas de haber cruzado la frontera ilegalmente por cargos penales estatales.

Con información de: The Texas Tribune y The Washington Post

ÚLTIMAS NOTICIAS