• Redacción
  • BBC News Mundo

Cuando un test de ADN reveló un antiguo secreto familiar, la vida de Maia dio un giro. Y lo que supo después fue aun más perturbador.

La madre dijo que al saber el resultado «la habitación se hizo pequeña» y se sintió mal.

Maia y su hermana creen que el médico especialista en fertilización asistida usó su propio esperma para inseminar a su madre, y que puede ser el padre biológico de muchas otras personas.

En este documental de Angélica Casas, de la BBC, Maia y otras víctimas de lo que denominan «fraude de fertilidad» cuentan cómo les ha afectado descubrir las prácticas poco éticas de algunos médicos de fertilidad en los años 70 y 80, que ese momento eran legales en Estados Unidos.

Algunos de estos descendientes, que podrían ser cientos, reclaman medidas contra estos doctores y, sobre todo, una regulación clara para que no vuelva a ocurrir en el futuro.

Etiquetado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.