Estos son los nuevos planes de Biden para frenar ómicron
Estos son los nuevos planes de Biden para frenar ómicron

El presidente Joe Biden anunció planes para distribuir cubrebocas gratuitos, comprar 500 millones de pruebas adicionales para el COVID-19 y desplegar equipos médicos militares en seis estados. Estos anuncios son unas nuevas medidas para hacer frente al aumento de los casos de coronavirus ocasionados por la cepa ómicron. 

Lo último: El presidente Biden dijo que el gobierno despliega equipos médicos militares para ayudar a los hospitales en dificultades de Nueva York, Nueva Jersey, Ohio, Rhode Island, Michigan y Nuevo México, seis estados que describió como «muy afectados» por ómicron.

Los CDC recomiendan desde hace tiempo las pruebas de detección como una poderosa herramienta para mantener la seguridad en las escuelas, pero las pruebas de detección que funcionan siguen siendo la excepción, no la regla, en las escuelas de primaria y secundaria.

  • Calificó de «deber patriótico» el uso de cubrebocas y dijo que su administración compartirá la semana que viene los detalles sobre cómo pondrá a disposición de forma gratuita tapabocas de «alta calidad».
  • Biden adelantó los planes del gobierno para comprar y distribuir el doble de pruebas gratuitas del coronavirus que prometió el mes pasado, en especial por el avaance de ómicron.
  • La Casa Blanca prometió proporcionar 10 millones de pruebas gratuitas de coronavirus cada mes para las escuelas, con el objetivo de ayudar a mantener las clases en persona en un momento en que las pruebas en todo el país son desiguales y, en algunos casos, prácticamente inexistentes.
  • Los estados podrán solicitar pruebas y los primeros envíos se esperan para finales de este mes, indicó en un comunicado el gobierno federal. 

El contexto: Las pruebas también pueden utilizarse para crear programas de prueba de permanencia, en los que los estudiantes expuestos a alguien con el coronavirus pueden permanecer en la escuela en lugar de estar en cuarentena en casa, siempre que den negativo periódicamente. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades respaldaron este enfoque el mes pasado.

  • El año pasado, la administración dijo que iba a destinar $10 mil millones (billones, en inglés) a la realización de pruebas en las escuelas. 
  • Sin embargo, antes de que la variante ómicron se extendieron por todo el país, pocos distritos intentaban siquiera realizar pruebas a los estudiantes y empleados que no presentaban síntomas de COVID-19
  • Los expertos afirman que hay una orientación confusa sobre cuándo son necesarias las pruebas, a la dificultad para implantar los programas y a la sensación entre los líderes escolares de que no valía la pena el esfuerzo, además de la escasez de pruebas.
  • Se espera que la nueva inversión duplique el número de pruebas de coronavirus que las escuelas realizaron a partir de noviembre, dijo la Casa Blanca.

¿Qué dicen? «La variante omicron impulsa una demanda de pruebas sin precedentes, por lo que debemos asegurarnos de que los líderes escolares tengan el apoyo que necesitan para satisfacerla», dijo Jeff Zients, coordinador de la respuesta al coronavirus de la Casa Blanca.}

  • La Casa Blanca dijo que puso a disposición la capacidad de los laboratorios para procesar otros 5 millones de pruebas PCR, que detectan la presencia de material genético del virus y son más precisas que las pruebas de antígenos, aunque tardan más en producir resultados.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.