Foto de la fachada del Museo Nacional de Historia Americana del Smithonian, cerrada debido a la nieve el 7 de enero, en Washington DC. | Foto: EFE/ Lenin Nelly.

Una gran tormenta invernal que se desplazaba hacia el noreste de los Estados Unidos, durante la madrugada de este lunes, cortó el suministro eléctrico a unas 200 mil personas. Funcionarios estatales emitieron advertencias para que la gente permanezca en casa.

El fenómeno puso a unos 80 millones de personas bajo alertas de clima invernal, desde Mississippi hasta Maine.

Lo último: El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) pronosticó para este lunes fuertes nevadas en partes de los Grandes Lagos Inferiores, los Apalaches Centrales y el Noreste, junto con lluvias en el sur y norte de Nueva Inglaterra y posibles inundaciones a lo largo de la costa este.

  • Una serie de precipitaciones heladas se extendía por la costa este la noche del domingo. La tormenta se moverá hacia el sureste de Canadá el martes.
  • El NWS prevé que permanezcan “áreas dispersas de nieve ligera” sobre partes de los Apalaches centrales hasta las elevaciones más altas del noreste.
  • Se esperaba que al menos 20 estados sientan el impacto de la tormenta invernal.

¿Por qué es importante? La nieve y el hielo afectaron las áreas del sur que no estaban acostumbradas a ese clima, incluidas las áreas del norte de Mississippi, Alabama y Georgia, así como el interior de las Carolinas.

  • Durante el fin de semana, los estados emitieron decretos de estado de emergencia, incluido el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper (D); y el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster (R).
  • Más de 30 mil hogares se quedaron sin electricidad en Carolina del Norte y Carolina del Sur la madrugada del lunes, según un sitio web que rastrea los apagones, PowerOutage.us.
  • Mientras tanto, en Nueva York las advertencias de tormenta invernal estaban vigentes este lunes, así como las advertencias de inundaciones costeras

¿Y ahora qué? La oficina de la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul (D), advirtió que la nieve podría caer a un ritmo de hasta tres pulgadas por hora en partes del estado, mientras que la combinación de nevadas, hielo, lluvia y fuertes vientos “causará condiciones de viaje difíciles y el potencial de cortes de energía” desde la noche del domingo hasta la tarde del lunes.

  • “Nueva York está a punto de experimentar una de las tormentas más grandes en lo que va del invierno”, dijo Hochul en un comunicado.
  • La líder demócrata alentó a los neoyorquinos a quedarse en casa y fuera de las carreteras.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.