Pareja de ancianos
A medida que las personas se vuelven más escépticas con respecto a las instituciones, se inclinan cada vez más hacia círculos de confianza más cercanos/ Foto: Pixabay

Los líderes gubernamentales y los periodistas son considerados los líderes sociales menos confiables, según el nuevo Barómetro de confianza de Edelman 2022, un informe anual elaborado por la compañía de comunicación Edelman que evalúa el estado de la confianza hacia las instituciones públicas y privadas, incluyendo empresas, gobiernos, ONG y medios de comunicación.

Los datos: El Barómetro de confianza de Edelman 2022 es la vigésima segunda encuesta anual de confianza y credibilidad. La encuesta, impulsada por Edelman Data & Intelligence (DxI), consistió en entrevistas en línea de 30 minutos realizadas entre el 1 y el 24 de noviembre de 2021, en 28 países, con más de 36 mil encuestados. 

  • Un 48% de los encuestados valoró al gobierno como una fuerza divisoria de la sociedad, y un 46% señaló a los medios de comunicación como tal. Es decir, casi 1 de cada 2 encuestados. 
  • La mayoría de las personas en todo el mundo cree que los periodistas (67 %), los líderes gubernamentales (66 %) y los ejecutivos de empresas (63 %) “intentan deliberadamente engañar a la gente diciendo cosas que saben que son falsas o exageraciones graves”.
  • Las personas que viven en democracias están perdiendo rápidamente la confianza en ellas, mientras que la confianza en los regímenes autoritarios (en China, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, por ejemplo) está aumentando entre las personas que viven bajo ellos.
  • A medida que se desvanece la confianza en las instituciones democráticas, también aumentan las dudas sobre el capitalismo. Las democracias en países desarrollados carecen de optimismo económico, según la encuesta.

A observar: A medida que las personas se vuelven más escépticas con respecto a las instituciones, se inclinan cada vez más hacia círculos de confianza más cercanos.

  • A lo largo de la pandemia, los encuestados dicen que la confianza en las personas de otros países y en las personas que viven en otros estados, provincias o regiones ha disminuido, mientras que la confianza en los vecinos y compañeros de trabajo ha aumentado.

Con información de: Axios