Los líderes y operadores demócratas latinos tienen un reto: hacer que el resto del partido admita que están perdiendo terreno con los votantes de la comunidad. El tiempo corre, y les preocupa que se acaben las oportunidades para preservar su base hispana y mantener su escasa mayoría en el Congreso en las midterms.

¿Por qué es importante?

Durante años, los líderes latinos demócratas han advertido que el partido necesita invertir pronto en divulgación, contratar a más latinos para puestos de toma de decisiones y hablar con los votantes de este grupo sobre otros temas además de la inmigración. Pero incluso luego de que Trump lograra aumentar su apoyo entre los latinos en 2020, los demócratas siguen sin ver la urgencia de atajar su desconexión con este grupo.

  • El Censo de 2020 reveló que la población hispana o latina —que incluye a personas de cualquier raza— en EE UU aumentó un 23% en los últimos 10 años y se ubicó en 62,1 millones. Se cree que representan 51% del crecimiento de la nación en la última década y lideran el crecimiento demográfico en el país.
  • “Intelectualmente, los demócratas saben que tienen un problema”, dijo Maria Teresa Kumar, presidenta fundadora y directora ejecutiva de Voto Latino, en entrevista con Politico. “Pero no he visto la inversión que debe hacerse para que se traduzca”.

¿Qué dice la gente?

Un informe publicado por la firma de investigación Equis en diciembre de 2021 revela que la mayoría de los latinos en EE UU piensan que los demócratas los toman “por sentado”. Otro análisis realizado por la firma Catalist encontró que, mientras que seis de cada 10 votantes latinos respaldaron a Biden, la participación de Trump en el voto latino aumentó por 8 puntos porcentuales en comparación con 2016.

  • Kumar señala que Florida es el epicentro de este crecimiento, gracias a los esfuerzos persistentes del partido republicano para encontrar formas efectivas de comunicarse con los latinos. Trump vio algunas de sus mayores ganancias con los cubanoamericanos de tendencia conservadora, así como inmigrantes procedentes de Colombia, Venezuela y Nicaragua. Estos se vieron persuadidos por los mensajes antisocialistas y anticomunistas del GOP.
  • Otra muestra de que los demócratas no están hablando en latino: Un súper PAC demócrata descubrió que el gasto publicitario en inglés eclipsaba los anuncios en español en numerosos distritos de la Cámara de Representantes de mayoría hispana que los republicanos dominaron en 2020.

Estado de negación

Operativos latinos afirman que todavía hay un contingente en el partido que niega que haya un 'problema latino', a pesar de la creciente evidencia de que ya no es seguro que reciban una abrumadora mayoría del voto latino en las elecciones. “¿Va a cambiar? Bueno, el primer paso es admitir que hay un problema, y ​​hay mucha gente en mi movimiento y en mi partido que no lo hace”, dijo Chuck Rocha, estratega y exasesor senior de la campaña de Bernie Sanders.

  • Para Rocha, la clave del éxito del GOP estuvo en “comenzar a gastar recursos reales en comunicaciones bilingües para una audiencia amplia” y se conectaron en Facebook, YouTube y por correo con un “grupo completo de latinos que nunca habían escuchado un argumento convincente de los demócratas sobre por qué deberían votar por ellos”.
  • “Debería ser una llamada de atención para los demócratas. Cuando no hay personas de color en el nivel de toma de decisiones de una campaña, este electorado se convierte en una ocurrencia tardía, y tienen un desempeño inferior porque no se acercan a ellos con la misma prioridad como a los votantes 'persuadibles' suburbanos blancos”, agregó.

Con información de Politico