William Barr, comparece por primera vez ante el Comité de Justicia del Senado estadounidense en audiencia de confirmación, en Capitol Hill, Washington, DC | Foto EFE/Archivo

El exfiscal general William Barr ha conversado con el Comité Selecto que investiga el ataque al Capitolio el 6 de enero, afirmó el presidente del panel Bennie Thompson, lo que parece indicar que funcionarios de la anterior administración han cooperado con este grupo, mientras otros evaden dar documentos o testimonio.  

“Ya hemos tenido conversaciones con el exfiscal general. Hemos hablado con personas del Departamento de Defensa”, dijo Thompson en Face the Nation de CBS.

Barr renunció como fiscal general semanas previas al 6 de enero, luego de romper públicamente con las acusaciones infundadas que sostenía Trump en ese entonces —y mantiene aún— sobre fraude electoral en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020. “Hasta la fecha, no hemos visto fraudes en una escala que pudiera haber afectado un resultado diferente en las elecciones”, dijo.

El contacto del comité con Barr comenzó el año pasado cuando buscaron más información sobre las actividades del exfuncionario del Departamento de Justicia Jeffrey Clark, quien alentó al departamento a intervenir después de las elecciones, reseñó el Post. Pero se han tratado de conversaciones informales. El comité además habló con el sucesor de Barr, Jeffrey Rosen.

Una orden ejecutiva no ejecutada. Político dio a conocer la semana pasada el borrador de una orden ejecutiva de Trump, fechada el 16 de diciembre de 2020, que ordenaba al secretario de Defensa incautar las máquinas de votación en los estados en disputa y designaba a un abogado especial para investigar las elecciones.

  • En el programa, también se le preguntó a Thompson si tenía intenciones de preguntarle al exfiscal Barr sobre el borrador de esta orden. El presidente del Comité dijo que sí, pero reconoció que solo se trataba de un borrador y nunca entró en vigor.
  • “Nos preocupa que nuestro ejército haya sido parte de esta gran mentira al promover que la elección fue falsa. Entonces, si está utilizando a los militares para apoderarse potencialmente de las máquinas de votación, aunque se trate de una discusión, el público debe saberlo. Nunca hemos tenido eso antes”, dijo Thompson.
  • Al preguntarle sobre si el Comité tenía pruebas sobre si dentro de la fuerza militar estadounidense haya trabajado para apoderarse de las máquinas de votación, respondió: “Tenemos información de que entre el Departamento de Justicia se presentó un plan para incautar potencialmente las máquinas de votación en el país y utilizar los activos del Departamento de Defensa para que eso suceda”.
  • Pero aclaró: “No es un plan operativo, solo el borrador en sí es razón suficiente para creer que se proponía” y que dentro del panel están dispuestos a investigar “hasta dónde llegó el plan”.
  • Se presume que el borrador de esta orden ejecutiva forma parte de los cientos de documentos que recibió el panel la semana pasada y que Trump se había esforzado por bloquear. Sin embargo, la Corte Suprema rechazó la petición de Trump y el Archivo Nacional recibió el visto bueno para mandar los registros de la administración Trump al Comité del 6 de enero.

Con información de The Washington Post