4 dias
Hasta principios del siglo XX, una semana laboral de cinco días parecía imposible, así que nunca se puede decir “nunca”. /Foto: Pixabay

La oferta de una semana laboral de cuatro días, un esquema que han propuesto algunas empresas para atraer más empleados, no está ni cerca de convertirse en la norma, a pesar de la ráfaga de anuncios corporativos, la cobertura de los medios y el intenso interés de los trabajadores en todo el mundo, reseñó Axios

Contexto: Con una pandemia que ha sumido las dinámicas familiares y laborales en el caos, hay una gran demanda e interés por una semana laboral de cuatro días. 

  • En un intento por atraer a los mejores talentos, la startup tecnológica Bolt y la multinacional de electrónicos, Panasonic, con sede en Japón, anunciaron recientemente que trabajarán semanas de cuatro días.
  • En la próxima primavera, 35 empresas en los EE. UU. y Canadá, incluidas Kickstarter, una corporación de beneficio público estadounidense para proyectos creativos, algunas organizaciones sin fines de lucro e incluso un fabricante de vehículos recreativos, probarán semanas más cortas como parte de un programa piloto de 4 Day Week Global, una organización sin fines de lucro fundada en Nueva Zelanda en 2018.
  • Además del programa piloto, ya hay otras 13 firmas radicadas en EE.UU., o con operaciones en el país, que han impuesto esos horarios de trabajo. Entre ellas están Abstract, una plataforma para trabajo colaborativo de diseño, que ofrece “fines de semana alternos de cuatro días”. También la firma Bit.io, basada en California, que desarrolla software de bases de datos, ofrece turnos de cuatro días y ocho horas con tiempo libre remunerado “ilimitado”.

La realidad: Cada vez que una empresa hace esto, recibe mucha atención, pero, en general, los cambios no están siendo significativos.

  • En enero, solo había 1.700 ofertas de trabajo que anunciaban semanas laborales de cuatro días por cada millón que figuraba en Indeed.com, una plataforma de búsqueda de trabajo.
  • "No hay muchos clientes que busquen hacer esto", le dice a Axios Bill Schaninger, socio principal de McKinsey & Company, una firma de consultoría  que asesora sobre gestión estratégica a corporaciones, gobiernos y otras organizaciones.

Las esperanzas: Recortar la semana laboral podría ser una solución a los crecientes informes de agotamiento entre los profesionales.

  • "Es un mercado de trabajadores", dijo Mark Takano, representante demócrata en el Congreso de California, quien presentó un proyecto de ley para reducir la semana laboral estándar a 32 horas. "Este es el momento exacto para proponer esta idea".
  • Las pocas empresas que han hecho esto hablan de los beneficios, en parte para atraer trabajadores en un entorno muy competitivo.
  • Galyn Bernard, codirectora ejecutiva de Primary, un minorista de ropa para niños que comenzó a dar los viernes libres a los empleados durante la pandemia, dice que la empresa funciona mejor de esta manera.
  • Otras empresas simplemente ofrecen más días libres. Por ejemplo, Twitter está haciendo un "día de descanso" cada mes.

Un cambio de mentalidad: Hasta principios del siglo XX, una semana laboral de cinco días parecía imposible, así que nunca se puede decir “nunca”. Aún así, el trabajo se ha apoderado de la vida de los oficinistas, siete días de la semana, por lo que tal vez no sea posible reducirlo realmente a cuatro.

  • "Es un cambio de mentalidad", dijo Jennifer Christie, directora de personal del startup Bolt, que da a los empleados los viernes libres. Habló con Axios un viernes y reconoció que a veces surge trabajo.

Con información de: Axios y The U.S Sun.