El avión F-35C vale unos $100 millones, pero es la información que guarda la que lo hace más valioso.
  • Claire Hills
  • Washington

Está en marcha una carrera contra el tiempo para que la Marina estadounidense llegue a uno de sus aviones de combate derribados, antes de que los chinos lleguen primero.

El avión F-35C, con un valor de $100 millones, cayó en el Mar de China Meridional después de lo que la Armada describe como un "percance" durante el despegue del USS Carl Vinson.

El jet es el más nuevo de la Marina y está repleto dematerial clasificado. Como está en aguas internacionales, el que llegue primero, gana.

¿El premio? Todos los secretos detrás de este costoso avión de combate vanguardista.

Siete marines resultaron heridos cuando el avión cayó el lunes después de golpear la cubierta de Vinson durante un ejercicio militar.

Ahora yace en el lecho del océano, pero lo que puede suceder a continuación es un misterio. La Armada no confirma dónde cayó ni cuánto tiempo llevará recuperarlo.

China reclama casi todo el Mar de China Meridional, y ha tomado cada vez más medidas para hacer valer ese reclamo en los últimos años, negándose a reconocer un fallo de un tribunal internacional de 2016 que decía que no tenía base legal.

Marines estadounidenses y filipinos entrenan en el mar de China Meridional

El jueves, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, negó que Pekín estuviera detrás del F-35C accidentado. "No tenemos ningún interés en su avión", dijo en una sesión informativa.

Aún así, los expertos en seguridad nacional de EE.UU. dicen que el ejército chino estaría "muy interesado" en llegar al avión. Un buque de salvamento estadounidense parece estar al menos a 10 días del lugar del accidente.

Es demasiado tarde, dice el consultor de defensa Abi Austen, ya que la batería de la caja negra se agotará antes de ese tiempo, lo que dificultará la localización del avión.

"Es de vital importancia que EE.UU. lo recupere", dice. "El F-35 es básicamente como una computadora voladora. Está diseñado para vincular otros activos, lo que la Fuerza Aérea llama 'vincular sensores a tiradores".

China no tiene esa tecnología, por lo que tenerla en sus manos le daría un gran salto adelante, dice.

"Si pueden acceder a las capacidades de red del 35, socavarán de manera efectiva toda la filosofía del operador".

Cuando se le preguntó si había ecos de la Guerra Fría aquí, dijo: "¡Se trata de cuál es el perro más grande del parque! Esto es básicamente como cuando The Hunt For Red October (la película "La caza del octubre rojo") se encuentra con The Abyss("El abismo"): es una brillante obra de teatro en tres actos".

¿Qué tiene de especial el F-35C?

  • Un sistema de misión habilitado en red que permite compartir en tiempo real la información que recopila durante el vuelo
  • El primer avión basado en portaaviones "poco observable" de la Marina de los EE.UU. que le permite operar sin ser detectado en el espacio aéreo enemigo
  • Alas más grandes y un tren de aterrizaje más robusto que lo hacen adecuado para "lanzamientos de catapulta" desde portaaviones en el mar
  • Tiene el motor de combate más poderoso del mundo y puede alcanzar velocidades de hasta 1,6 mach
  • Puede transportar hasta dos misiles en sus alas y cuatro en su interior

Austen, exasesora del jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU. y exdiplomática de alto rango de la OTAN y la UE, dijo que cree que cualquier intento de China de intentar reclamar derechos de salvamento es una "prueba de estrés" para EE.UU.

Ella cree que esta situación se produce en un momento vulnerable y peligroso para EE.UU. después de lo que algunos percibieron como una retirada desastrosa y desorganizada de Afganistán.

No hay duda de que China quiere este avión, aunque el espionaje cibernético puede significar que ya tienen algún conocimiento de su interior, diseño y funcionamiento, dice Bryce Barros, analista de asuntos de China y miembro de seguridad del Proyecto Truman.

"Creo que querrían ver partes reales del avión para comprender mejor cómo está diseñado y encontrar sus vulnerabilidades".

La Armada estadounidense reconoció en un comunicado que se estaba llevando a cabo una operación de recuperación tras el "percance" a bordo del USS Carl Vinson.

Entonces, ¿cómo funcionaría realmente la recuperación?

Un equipo del Supervisor de Salvamento y Buceo de la Marina de los EE.UU. colocaría bolsas en el fuselaje del avión que luego se inflarían lentamente para levantar los restos.

Esta operación será más difícil si la estructura del avión no está en gran parte en una sola pieza.

Es probable que la aeronave haya estado armada con al menos un par de misiles transportados en sus alas o en el compartimento de armas interno, lo que también podría complicar la recuperación.

Existen precedentes para estos juegos del gato y el ratón en los que el ganador se lo lleva todo.

En 1974, en el apogeo de la Guerra Fría, la CIA sacó en secreto un submarino ruso del fondo del mar frente a la costa de Hawái utilizando una garra mecánica gigante.

Dos años antes, el ejército chino rescató en secreto el submarino británico HMS Poseidón que se hundió frente a la costa este de China.

Y se cree que China puso sus manos en los restos de un helicóptero "furtivo" secreto de EE.UU. que se estrelló durante la redada en el complejo de Osama bin Laden en 2011.

Barros dijo: "Estamos seguros de que el ejército chino pudo ver el equipo y el software a bordo en ese momento".

La operación de salvamento más profunda y exitosa que ostenta el récord mundial Guinness fue la elevación de los restos de un avión de transporte de la Marina de EE.UU. del fondo del mar de Filipinas en mayo de 2019.

Estaba a unos 5.838 metros de profundidad.

Otra opción, por supuesto, es destruir el avión para evitar que caiga en manos de Pekín.

"'¡Lo más fácil sería torpedearlo!", dijo un oficial militar.

Pero no se cree que esa sea una opción bajo consideración.

Etiquetado: