violencia armada en EEUU
VIOLENCIA. Las muertes aumentaron en 2021 comparadas con 2020/Pixabay

La violencia armada en EEUU no distingue víctimas. Según un reciente registro, más de mil niños recibieron disparos en 2021, en una tendencia que solo ha visto un aumento gradual de casos en los últimos años.

Mientras, desde el ámbito político, el presidente Joe Biden ha instado en repetidas ocasiones al Congreso a aplicar leyes de armas más estrictas, pero nada se ha concretado hasta la fecha.

El dato: Mil 055 niños recibieron disparos el año pasado en el país, de acuerdo con el número de Gun Violence Archive. La cifra es mayor al pasado reciente, pues en 2020 hubo registro de 999 y de 695 en el año 2019. En lo que va de 2022, el grupo contabiliza alrededor de 74 niños víctimas de la violencia armada en EEUU.

  • Según el Nationwide Children’s Hospital, una de cada tres familias con niños en Estados Unidos tienen un arma en casa, eso lleva a que más de 22 millones de pequeños convivan con ellas bajo el mismo techo.

¿Por qué es importante?: La violencia armada en EEUU ha ganado terreno en los últimos años. Pese a que los factores son múltiples, expertos señalan que la pandemia del COVID-19 y la inestabilidad socioeconómica que trajo consigo derivó, entre otros temas, a la compra de armas.

¿Qué dicen?: "La correlación no es causalidad", señaló la doctora Katie Donnelly, médico de emergencias pediátricas en el Hospital Nacional de Niños en Washington DC respecto a cómo la venta de armas influye en más niños heridos o muertos en el país. "Pero ciertamente es interesante ver que cuanto más probable era que su estado o área tuviera personas solicitando comprar armas vimos más niños heridos y muriendo por armas de fuego".

  • "Estos niños no estaban cerca de las escuelas, las niñeras, los entrenadores de fútbol y todas estas personas que podrían ver algo y decir algo", agregó.
  • "He visto una estimación de que, con el suicidio agregado (también en aumento entre los jóvenes), estamos (en) unas 45 mil muertes en 2021", sostuvo Garen Wintemute,director del Programa de Investigación de Prevención de la Violencia en UC Davis.

¿Y ahora qué...?: Para los expertos, un mayor control en la dinámica podría desencadenar una tendencia a la baja en la violencia armada en EEUU. Un estudio publicado por la organización sin fines de lucro Everytown for Gun Safety confirmó que existe una clara relación entre los estados que muestran leyes débiles contra la violencia armada y altas tasas de muertes por esto, además de suicidios.

  • En su investigación, el grupo determinó que el estado de California presume de las leyes de armas más estrictas en todo Estados Unidos, Hawái tiene la más baja tasa de muertes por armas de fuego y Mississippi la más alta, así como las leyes más débiles en la materia.

Fuente principal de la noticia: NPR