Como en los viejos tiempos: Donald Trump en un mitín en Texas.

El expresidente de EE. UU. logra que las multitudes acudan a sus mítines y ha recaudado enormes fondos. Todavía no ha hecho oficiales sus intenciones, pero los expertos dicen que, de presentarse de nuevo, podría ganar.

En un reciente mitín en Texas, Donald Trump habló de Hillary Clinton y de cómo las elecciones de 2020 le fueron supuestamente robadas a través de fraude electoral.

"Las elecciones de 2020 estaban amañadas y todo el mundo lo sabe", afirmó Trump, a pesar de que todas esas afirmaciones han sido ampliamente desmentidas. El Tribunal Supremo de EE. UU., de mayoría conservadora gracias a los jueces puestos en el cargo por el propio Trump, ha desestimado una demanda que pretendía anular los resultados electorales en cuatro estados disputados.

Si esta retórica le suena familiar, es porque el mensaje en los mítines de Trump hoy en día consiste en fragmentos que ha estado utilizando desde que se presentó por primera vez a la presidencia, como las tiradas de odio contra Hillary Clinton, y la conspiración de fraude electoral en la que se ha centrado desde su derrota en 2020.

"Está haciendo lo que siempre ha hecho: jugar con su base y contarles lo que quieren oír", dijo Brandon Conradis, periodista del sitio de noticias políticas The Hill y exredactor de DW. "Sigue repitiendo sus dichos conocidos".

Indultar a los atacantes del Capitolio

Trump también sacó un nuevo single exitoso, por así decirlo, durante su mitín en Conroe, Texas, el pasado fin de semana. El expresidente se pronunció con más fuerza que nunca a favor de los insurrectos que asaltaron el Capitolio de EE. UU. en Washington, el 6 de enero de 2021.

"Si me presento y si gano", dijo, refiriéndose a las elecciones presidenciales de 2024, "trataremos con justicia a esas personas a partir del 6 de enero. Los trataremos con justicia. Y si se requieren indultos, les daremos indultos porque están siendo tratados muy injustamente".

Actualmente Trump lidera las encuestas entre los posibles candidatos presidenciales republicanos.

"Cuando Trump dice cosas provocativas como esta, lo que anhela, sobre todo, es atención", dijo a DW Michael Cornfield, profesor asociado de gestión política en la Universidad George Washington.

En el violento ataque al Capitolio, una turba enfurecida interrumpió la sesión del Congreso que estaba a punto de formalizar la victoria electoral de Joe Biden. Cinco personas murieron y más de 700 han sido acusadas desde entonces.

Reacción de los líderes republicanos

En los días posteriores al mitín de Conroe, numerosos republicanos de renombre se han pronunciado en contra de la idea de Trump de indultar a los que asaltaron el Capitolio. El senador de Carolina del Sur y conocido aliado de Trump Lindsey Graham, señaló que esperaba que los autores "fueran a la cárcel y experimenten la dureza de la ley, porque se lo merecen".

El gobernador de New Hampshire, Chris Sununu, también se mostró rotundamente en contra de la idea. "Por supuesto que no", dijo Sununu a la CNN cuando se le preguntó si los atacantes del Capitolio deberían ser indultados. "Oh, Dios mío. No".

Pero los republicanos de perfil alto, según observadores, no son el grupo meta de las polémicas declaraciones de Trump, de todos modos.

"A Trump no le importan" las críticas de las altas esferas de su partido, explicó a DW el periodista Conradis. "Está apelando a su base, y los que asaltaron el Capitolio son definitivamente parte de ella. Esos son los partidarios más acérrimos que van a votar por él pase lo que pase."

Trump es un 'showman'

Mantener a sus seguidores cerca será crucial si Trump decide presentarse de nuevo a las elecciones presidenciales de 2024. Las declaraciones que comienzan con "Si me presento y si gano" ciertamente hacen pensar que otra candidatura de Trump es un escenario probable.

"Obviamente, podría pasar cualquier cosa, pero tal y como están las cosas ahora mismo, definitivamente quiere volver a presentarse y está sentando las bases", afirmó Conradis. "No quiere que la gente se olvide de él. Le encantan las luces del escenario, es un showman y quiere la cobertura de los medios de comunicación".

Cornfield está menos seguro. "Es un actor con una posición política importante y un pasado político. Pero su futuro político está muy en el aire", dijo.

Miles de personas acuden a los mítines de Trump, como a este de junio de 2021 en Georgia.

En cualquier caso, si Trump decide volver a presentarse, tendrían buenas chances. En una encuesta publicada por The Hill a finales de enero, Trump obtuvo el 57 por ciento de los votos en unas hipotéticas primarias republicanas de 2024, con 8 candidatos, el primer lugar por un amplio margen. En segundo lugar, con un 12 por ciento, está el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Trump también ha acumulado un impresionante tesoro de guerra. Sólo en el segundo semestre de 2021 recaudó 51 millones de dólares, con los que el total de sus fondos asciende a 122 millones de dólares, según los registros federales. Muchos de esos dólares procedieron de donantes de poca monta, "estadounidenses normales", como dijo Conradis. "Eso, en sí mismo, demuestra el apoyo con el que todavía cuenta".

Cornfield señala que Trump solo ha gastado una parte de este dinero en respaldar a los candidatos a nivel local y estatal en las elecciones de mitad de período que se celebran este noviembre. Normalmente, explica el profesor de Ciencias Políticas, alguien que quiere presentarse a la presidencia gastaría mucho más por esa vía. Pero cree que Trump está guardando el dinero para otra cosa.

"Está hundido hasta el cuello en pleitos, y eso podría empeorar", dijo Cornfield. Y una buena defensa legal sale cara.

"Podría volver a ganar"

Por supuesto, Trump también podría esperar no tener que enfrentarse a ningún juez en absoluto si las cosas van como él quiere. "No quiero ser demasiado cínico, pero una de sus principales motivaciones para postularse nuevamente es que argumentará que, debido a que es candidato a presidente, es inmune a ser procesado”, dijo Cornfield.

Que ese giro funcione es otra historia. Por ahora, no está claro si Trump intentará volver a la Casa Blanca. Sin embargo, si lo hace, los demócratas se enfrentarían a un serio oponente. "Trump sigue siendo la misma persona elegida en 2016", dijo Conradis. "Por eso podría volver a ganar".

(gg/cp)

Etiquetado: