Valla publicitaria de Mónica de la Cruz, quien busca un escaño en la Cámara de Representantes del Congreso de Texas | Foto @monica4congress

Donald Trump logró avances entre los votantes hispanos en las elecciones de 2020, sobre todo en Texas, donde las mujeres desempeñan un papel fundamental al instar a sus vecinos a cuestionar su lealtad al Partido Demócrata que, por lo general, se percibe como el que los latinos tienden a apoyar, pero eso podría estar cambiando.  

Hispanas se postularán para el Congreso de Texas en distritos que limitan con México, una es Mónica de La Cruz, quien aspira a ganar un escaño en la Cámara de Representantes local bajo el Partido Republicano.

Otra de ellas es Mayra Flores, quien también busca un escaño en la Cámara de Representantes de Texas. “Durante tanto tiempo, la gente aquí nunca tuvo republicanos llamando a sus puertas y llamándolos como lo hicimos en 2020. La mayoría de nosotras somos mujeres que lo hicimos entonces y lo hacemos ahora porque sentimos que es nuestra responsabilidad mantener el Sueño Americano vivo”, dijo Flores.

Percepciones erróneas. Estas líderes consideran que algunos demócratas fuera del sur de Texas no interpretaron bien a esta región al generalizar que todos los hispanos serán progresistas como los que viven en estados como Nueva York y California.

Entre sus preocupaciones están la seguridad fronteriza y, además,  están en contra del derecho al aborto.  

Más mujeres hispanas hacia el GOP. Dos informes dan cuenta del crecimiento del apoyo del Partido Republicano por parte de mujeres hispanas. El primero, de la firma demócrata Equiz, mostró un crecimiento drástico en la aprobación del trabajo de Trump un año previo a las elecciones. Señala además que las latinas tuvieron más motivación para participar en las elecciones.

El apoyo al Partido Demócrata entre las latinas en Nevada se redujo en 11 puntos de 2016 a 2020, en comparación con los hombres latinos, cuyo apoyo disminuyó en 6 puntos.

El GOP apuesta.  El Comité Nacional Republicano (RCN, en inglés) abrió cuatro centros comunitarios en áreas de Texas con gran población hispana, incluyendo Laredo, McAllen y San Antonio para aprovechar el trabajo de los líderes latinos republicanos locales.

Un portavoz, afirma Político, indicó que esta elección representaría la presencia más grande de la RNC en el sur de Texas, y señaló que ya hay 20 empleados de tiempo completo en el área.

Fuente principal de la noticia: Político.