Bandera de texas
Foto: Archivo ETL

Mientras que el gobernador de Texas, Gregg Abbot, se está postulando para un tercer mandato en el estado sureño, los candidatos conservadores que lo desafían, de cara a las primarias el próximo primero de marzo, sostienen que todavía no es lo suficientemente duro con la inmigración ilegal, informó Reuters.

Los contrincantes: El año pasado, el gobernador de Texas, Greg Abbott, desplegó miles de tropas de la Guardia Nacional en la frontera sur de los EE. UU., comenzó a construir una nueva barrera fronteriza y arrestó a inmigrantes por presuntamente traspasar propiedad privada.

  • Abbot, que ya lleva dos mandatos como gobernador, ha tomado la iniciativa de oponerse a las reformas migratorias del presidente demócrata Joe Biden, lo que le valió el respaldo del expresidente Donald Trump.
  • Uno de sus contendientes, Allen West, un excongresista republicano de Estados Unidos, dice que Texas debería arrestar y deportar a los inmigrantes que ingresan ilegalmente a Estados Unidos, algo que los estados no tienen el poder de hacer, si el gobierno federal se niega a actuar. “La "frontera porosa" muestra cómo ha fallado el enfoque de Abbott”, argumenta West.
  • Don Huffines, empresario y exsenador estatal, por ejemplo, quiere cerrar los puentes de Texas con México a la mayoría del tráfico que ingresa, así como desplegar la totalidad de la Guardia Nacional del estado en la frontera.

¿Qué dicen? La portavoz de Abbott, Renae Eze, rechazó las críticas al historial de inmigración del gobernador y dijo que Texas se vio obligado a dar un paso al frente después de que Biden "abdicó" de sus responsabilidades para salvaguardar la frontera.

  • Si bien las encuestas de opinión muestran que Abbott tiene una ventaja considerable sobre West y Huffines, es probable que enfrente las primarias más competitivas de su carrera. Los ataques desde su flanco derecho muestran cómo incluso los republicanos más acérrimos enfrentan presiones para ser cada vez más estrictos en el tema, durante el período previo a las elecciones, señaló Reuters.
  • “Ningún tema llama la atención de los republicanos como lo hacen la inmigración y la seguridad fronteriza”, dijo James Henson, director del Texas Politics Project, un grupo de empresas diseñadas para fomentar el interés en política y gobierno,  en la Universidad de Texas. “Los votantes de las primarias republicanas aparentemente tienen un "apetito ilimitado" por medidas de inmigración duras”, agregó Henson.
  • Alrededor del 68% de los republicanos en Texas dicen que la seguridad fronteriza o la inmigración son los principales problemas que enfrenta el estado, según una encuesta de la Universidad de Texas de octubre de 2021. Aunque los partidarios del partido del elefante aprueban ampliamente las políticas de inmigración de Abbott, las encuestas sugieren que quieren aún más acciones.

Con información de: Reuters.