La comunidad internacional hizo un llamado a los grupos armados de Colombia para que declaren un alto al fuego que evite afectar a la población civil y permita que las elecciones de este año se celebren sin violencia.

"Los representantes de la comunidad internacional abajo firmantes hacemos un llamado a todos los grupos armados en Colombia a declarar un cese al fuego y de hostilidades y a respetar las disposiciones del Derecho Internacional Humanitario para la protección de la población civil", señala el comunicado divulgado.

El mensaje fue suscrito por un total de 23 embajadas y por la Delegación de la Unión Europea, la Misión de Verificación de la ONU y el Equipo País de Naciones Unidas en Colombia ante el aumento de la violencia en el país que en este primer semestre celebrará elecciones legislativas y presidenciales.

Embajadas de Alemania, Francia, Suecia y de otros países

Las embajadas que firmaron la petición son las de Alemania, Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Hungría, Irlanda, Italia, México, Nunciatura Apostólica, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Suecia y Suiza.

Los firmantes enfatizaron en la "importancia de que Colombia pueda conducir sus elecciones de forma libre e inclusiva en un ambiente sin violencia". Los colombianos irán a las urnas el próximo 13 de marzo para elegir a los nuevos miembros del Senado y de la Cámara de Representantes, así como a los candidatos presidenciales de tres coaliciones de centro, izquierda y derecha.

Fechas de elecciones: 13 de marzo y  29 de mayo

El 29 de mayo se celebrará la primera vuelta de las elecciones presidenciales. El contexto electoral ha estado marcado por un incremento de la violencia y los enfrentamientos entre grupos armados, principalmente entre las disidencias de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que ha afectado especialmente a los departamentos limítrofes con la vecina Venezuela. Uno de los departamentos más afectados es Arauca (este), donde la guerra de guerrillas ya ha dejado varias decenas de muertos en lo que va de año y provocado el desplazmiento de centenares de personas.

Además, la violencia habitual contra líderes sociales se ha incrementado en varias partes del país, al igual que los ataques contra el Ejército y la Policía, incluso con atentados terroristas. La situación es particularmente delicada en los departamentos del Cauca (suroeste) y también en Arauca, así como en las regiones del Catatumbo, Bajo Cauca antioqueño y en el sur del Pacífico.

jov (efe, elespectador)

Etiquetado: