El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, llega desde Nueva York para asistir al almuerzo del Comité de Política y Comunicaciones Demócratas en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington, DC, el 17 de febrero de 2022 | Foto EFE

El Senado aprobó en una votación bipartidista 65-27 otra medida provisional para financiar el gobierno hasta el 11 de marzo, con lo que evitó el cierre de gobierno y lo hizo poco más de una semana después de que la Cámara de Representantes lo aprobara. La medida anterior financiaba a las agencias gubernamentales hasta este viernes a la medianoche.

Si el Congreso no aprobaba el dinero, las agencias gubernamentales no iban a tener dinero para pagar a sus empleados y cumplir con sus funciones. Sin embargo, este año fiscal ha sido convulso. Es la tercera vez que aprueban una medida provisional, conocida formalmente como resolución continua, en vez de asignar el presupuesto completo para todo el año fiscal, que inició en octubre del año pasado.

“Haber permitido que el gobierno cerrara habría causado dificultades indebidas a millones de estadounidenses inocentes”, dijo el líder de la mayoría, Chuck Schumer, reseñó The Hill.

El presidente Joe Biden deberá firmar el proyecto, que le dará tres semanas más a los legisladores para ponerse de acuerdo para financiar el gobierno, algo que han evitado durante estos cuatro meses.  

Los acuerdos. En las próximas tres semanas se espera que los legisladores realicen una docena de proyectos de ley necesarios para mantener a las agencias y los departamentos funcionando durante el resto del año fiscal.

Los proyectos de ley de asignaciones generalmente se dividen por tipo de programa y agencia en 12 proyectos separados, uno por cada rubro.

“Nuestro gobierno no está destinado a funcionar en piloto automático, y los dólares de los contribuyentes estadounidenses no deben gastarse en prioridades obsoletas”, dijo el presidente del Comité de Asignaciones del Senado, Patrick J. Leahy, recogió el Times.

El paquete se ha visto obstaculizado por diferencias en cómo dividir el dinero. Los demócratas priorizan programas sociales y domésticos. Los republicanos, por su parte, les dan mayor importancia a los gastos en defensa.

“Las agencias necesitan certeza, las empresas que dependen del gobierno para los contratos necesitan certeza, y nuestros hombres y mujeres que prestan servicio militar necesitan certeza”, dijo la Senadora Jeanne Shaheen, demócrata de New Hampshire.

A finales del año pasado ambos lados del pasillo iniciaron conversaciones sobre el gasto a largo plazo. Durante la semana, legisladores indicaron que ha habido avances para aumentar el gasto tanto interno como en defensa y abordar las prioridades de ambos. “Proporcionará el mayor aumento en programas no relacionados con la defensa en cuatro años”, agregó el senador.

Con información de The Washington Post, The Hill y The New York Times