Gracie Abrams en concierto el pasado 19 de febrero en Washington, DC | FOTO: Rafael Ulloa

El Miracle Theater es un acogedor cine y teatro histórico ubicado en el área de Eastern Market en Washington, DC, que cuando se usa como sala de conciertos, permite a unas 400 personas disfrutar música en un ambiente íntimo. El pasado sábado 19 de febrero la sala estuvo vendida en su totalidad para el concierto de Gracie Abrams, una cantautora joven y en ascenso que está llenando auditorios alrededor del país en su gira 2022.

Cientos de veinteañeros, se dieron cita en DC para disfrutar de la artista que debutó en 2019 con “Mean It” y ha logrado conectarse con su público gracias a sus letras y personalidad. Como en todo concierto en la era de las redes sociales, un ejército de smartphones apareció tan pronto las luces del teatro se apagaron en anticipación a la salida de Abrams al escenario.

FOTO: Rafael Ulloa @Rafaelu_inst

La cantante y su grupo se sentían cómodos en el escenario, algo que Abrams recalcó varias veces durante el show, enfatizando que ese tipo de salas pequeñas son sus preferidas porque le permiten tener una experiencia muy cercana con su público.

Gracie Abrams atrajo a una mayoría femenina al concierto y se podía ver cómo la cantautora lograba que ellas se sientan como sus amigas, sus confidentes. La cantante no solo aprovechó las pausas entre canciones para conversar y compartir algunas intimidades, como el hecho de que se había levantado con un estado de ánimo un poco bajo ese día (pero que gracias a la energía del show se había revitalizado) o hasta saludar a algunos de sus amigos y parientes en el público. Abrams incluso usó el FaceTime de una fan para cantarle el “happy birthday” a una chica que cumplía años esa noche.

FOTO: Rafael Ulloa - @rafaelu_inst

En cuanto a la música, la voz de Abrams proyecta confianza y expresa emociones que quizás a muchos artistas les toman años de experiencia acumulada. Y es que, a pesar de tener 22 años, ella ya había compuesto su primera canción a los 8 años para continuar avanzando a pasos gigantes en su carrera artística debido a su talento. No en vano artistas como Olivia Rodrigo y Billie Eilish han expresado admiración por Abrams.

Entre las canciones memorables de la noche estuvieron “Feels Like” con su ritmo y coros contagiantes, la melancólica “Long Sleeves” en la que tocó la guitarra acústica, la adictiva “The Bottom” (con un video fantástico en el que la cantante aparece como una psicópata/asesina, a manera de sátira), entre otros temas de su álbum “This Is What It Feels Like”.

Escuché a unas jóvenes decir (en inglés) “¡qué suerte que la podamos ver así… antes de que sea un acto de coliseos grandes!”. Se me vinieron a la cabeza decenas de grupos que me hubiera encantado ver como esa noche los fans de Abrams estaban disfrutando de ella. Y es muy probable que tengan razón y en un futuro no muy lejano, el concierto en el Miracle Theater de DC suene como algo impensable.