Durante la pandemia, muchas ancianas en asilos sufrieron una gran soledad al no poder recibir visitas de sus familiares y amistades. FOTO: Washington Post por Amanda Voisard.

Cuida de ti
y de los tuyos

Recibe un resumen semanal con noticias y tips de salud

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

Un estudio añade la enfermedad cardíaca a una serie de posibles efectos nocivos para la salud debido al aislamiento.

Para las mujeres mayores, estar solas y socialmente aisladas puede aumentar la posibilidad de desarrollar una enfermedad cardíaca hasta en un 27 por ciento, según una investigación publicada en la revista JAMA Network Open.

El hallazgo añade las enfermedades cardíacas a una lista de posibles efectos sobre la salud, provocados por la soledad y el aislamiento, que incluye la demencia y problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión.

Los datos de casi 58.000 mujeres posmenopáusicas a quienes se les hizo un seguimiento durante más de una década mostraron que, de forma independiente, el aislamiento social aumentaba las enfermedades cardíacas en un 8 por ciento y la soledad en un 5 por ciento, pero el efecto era mucho mayor para las que declaraban niveles elevados de ambos sentimientos, lo que les suponía un riesgo entre un 13 por ciento y un 27 por ciento mayor de sufrir problemas cardiovasculares que las mujeres con niveles bajos de ambos.  Las enfermedades del corazón, responsables de una de cada cinco muertes, son la principal causa de muerte de las mujeres estadounidenses, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los investigadores señalan que una cuarta parte de los adultos de 65 años o más están socialmente aislados (las mujeres con más frecuencia que los hombres) y un tercio de los mayores de 45 años se sienten solos.  Aunque son similares, la soledad y el aislamiento social no son lo mismo.

Uno de los investigadores describió el aislamiento social como "estar físicamente alejado de la gente", mientras que la soledad es un sentimiento "que pueden experimentar incluso las personas que están regularmente en contacto con otras".  Una persona socialmente aislada no siempre está sola, y una persona solitaria puede no estar socialmente aislada.

Especial para The Washington Post - Linda Searing

Lea el artículo original aquí.