Diversas sanciones se han adoptado contra Rusia tras la escalada de la crisis de Ucrania. Pero las medidas no son las más duras entre las opciones disponibles y analistas creen que no serán muy efectivas.

Estados Unidos, la UE, Japón y el Reino Unido han dispuesto una serie de sanciones económicas y financieras contra Rusia, después de que Vladimir Putin ordenara el envío de tropas a las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania. El presidente también reconoció la independencia de ambas regiones, pese a que son parte de Ucrania ,de acuerdo con el derecho internacional.

¿Qué tipo de sanciones son?

Las sanciones apuntan principalmente a instituciones financieras, afectando la capacidad de Rusia de obtener financiamiento en el mercado internacional. También hay sanciones contra varios múltiples individuos. Alemania, por su parte, ha pospuesto indefinidamente la certificación del controvertido gasoducto Nord Stream 2, que aún no ha entrado en funcionamiento.

El martes, el presidente estadounidense, Joe Biden, indicó que serán objeto de sanciones los institutos financieros rusos VEB y Promsvyazbank. El Reino Unido aplicará medidas contra Rossiya, IS Bank, GenBank, Promsvyazbank y Black Sea Bank.

La Unión Europea incluirá en su lista de sanciones a 351 miembros del Parlamento ruso, así como a 27 individuos y entidades, a las que acusa de minar la soberanía ucraniana. Aún no se ha especificado de qué instituciones se trata, pero fuentes cercanas a Bruselas dijeron al periódico Financial Times que el VEB y el Promsvyazbank estarán en la lista.

El Promsvyazbank es un banco militar y el único de los mencionados que el Banco Central de Rusia considera de relevancia sistémica.

Las sanciones de Estados Unidos contra el VEB y el Promsvyazbank apuntan a congelar sus activos en el país y a prohibir transacciones comerciales de empresas estadounidenses a través de ellos.

Por otra parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció un bloqueo comercial contra las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, una medida que la UE también adoptó cuando Rusia anexionó Crimea en 2014.

¿Qué pasa con los bonos rusos?

Estados Unidos, la UE y Japón han dado pasos para restringir la capacidad de Rusia de tomar créditos en los mercados internacionales.

Los inversionistas estadounidenses no pueden comprar nueva deuda rusa con denominación en dólares desde la anexión de Crimea en 2014, mientras que los bancos estadounidenses no pueden participar en el mercado primario ruso de bonos soberanos no denominados en rublos desde 2019, y de bonos denominados en rublos desde 2021

El Departamento del Tesoro indicó que las nuevas medidas prohibirán a los bancos estadounidenses tomar parte en el mercado secundario ruso de bonos a partir del primero de marzo de 2022.

¿Cuán efectivas serán las sanciones?

Las sanciones tendrán posiblemente poco más que un efecto mínimo, ya que Estados Unidos y la UE no han tomado, por ahora, medidas más severas.

El gasoducto de Rusia a Alemania no entrará en operación indefinidamente.

Los grandes bancos estatales no fueron incluidos en la lista y prácticamente todos los afectados son institutos crediticios relativamente pequeños. Las acciones de los principales bancos del país,Sberbank y VTB, subieron al conocerse que no habían sido sancionados.

Las sanciones impuestas después de la anexión de Crimea fueron más significativas y muchas de ellas se mantienen.

En cuanto a los esfuerzos por restringir las opciones de Rusia para obtener créditos en el exterior, expertos hacen notar que el país está en una situación muy diferente a la de 2014. Rusia se ha alejado de los dólares estadounidenses y de las fuentes extranjeras de divisas.

Las nuevas medidas simplemente extienden restricciones que habían sido impuestas hace años. Rusia posee reservas de divisas por un monto superior a los 600 mil millones de dólares y, según dijo a Reuters la economista Elina Ribakova, del Instituto de Finanzas Internacionales, las sanciones que apuntan a la deuda soberana tendrán poco efecto. "La situación fiscal de Rusia es de superávit”, agregó.

¿Qué otras sanciones cabría esperar?

Si se produce una invasión de Ucrania, los aliados occidentales tendrían a su disposición otras opciones, más severas. Una sería aplicar sanciones a los principales bancos rusos. Otra sería controlar las exportaciones a ese país, para limitar las posibilidades rusas de obtener tecnología clave, como chips semiconductores. Pero tal vez la medida más severa sería excluir a Rusia de Swift, la principal red internacional de pagos.

Todo esto, sin embargo, conlleva también riesgos para Occidente. Una sanción de los principales bancos podría llevar a Rusia a cortar los suministros de energía. Y bloquear el acceso de Rusia a Swift podría poner a muchos acreedores europeos en peligro de no recuperar su dinero.

(ers/ms)

Etiquetado: