Pilotos de cazas ucranianos y rusos antes de la invasión militar rusa.

La guerra en Ucrania ha llevado a los militares estadounidenses y rusos a establecer un nuevo canal telefónico, conocido como "línea de distensión", que se usa en situaciones de emergencia, dijo el Pentágono.

Esta línea, habilitada "hace unos días", conecta directamente el mando estadounidense en Europa con el Ministerio de Defensa ruso, informó el portavoz del Pentágono, John Kirby.

"Sabemos que funciona", aseguró. "Cuando la hemos probado, descolgaron". El portavoz del Pentágono se negó sin embargo a decir si se utilizó este canal cuando la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, a unos 150 kilómetros al norte de la península de Crimea, fue bombardeada durante la noche, en ataques atribuidos a Rusia.

"Teléfono rojo” trasatlántico

"Si hubiera una situación en la que necesitáramos comunicarnos con el Ministerio de Defensa sobre un caso apremiante, supongo que lo usaríamos", se limitó a decir, y añadió que espera que el ejército ruso haga lo mismo.

Ya se había establecido un canal de comunicación similar entre los dos países durante la guerra en Siria, en la que Moscú apoyó militarmente a las tropas del presidente Bashar al Asad.

Este proceso recuerda al "teléfono rojo" de la Guerra Fría, creado en 1963 tras la crisis de los misiles en Cuba y que permitió a la Casa Blanca y al Kremlin comunicarse directamente.

jov (afp, faz.net)