El Gobierno de La Habana, aliado de Moscú, aboga por una solución "diplomática" en la confrontación entre Rusia y Ucrania y culpa, desde un inicio, a Estados Unidos y a la OTAN.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó ayer lunes (03.07.2022) que su Gobierno defiende la paz y se opone al uso de la fuerza contra cualquier Estado.

Al tiempo, el mandatario ratificó que aboga por una solución diplomática "seria, constructiva y realista" del conflicto militar entre Rusia y Ucrania.

"Defendemos la paz en todas las circunstancias y nos oponemos sin ambigüedades al uso de la fuerza contra cualquier Estado. Como país pequeño, lo entendemos mejor que nadie", escribió en su cuenta oficial de Twitter.

Díaz-Canel señaló que Cuba ha sido una nación que por más de 60 años ha "sufrido terrorismo de Estado, agresión militar, un brutal bloqueo", en referencia al embargo económico que mantiene el Gobierno de Estados Unidos contra la isla.

Asimismo, aseguró que el Ejecutivo que preside seguirá "abogando por una solución diplomática seria, constructiva y realista, de la actual crisis en Europa, por medios pacíficos que garanticen la seguridad y soberanía de todos".

También consideró que el conflicto que ha enfrentado militarmente a Moscú y Kiev "pudo evitarse si se hubieran atendido con seriedad y respeto los reclamos de garantía de seguridad de Rusia".

"Se ha establecido un cerco militar ofensivo contra la Federación de Rusia" subrayó.

También denunció la existencia durante décadas de "un empeño consistente de los Estados Unidos por expandir su dominio militar y hegemónico, mediante la continuada expansión de la OTAN hacia los países de Europa del Este". 

Tercera ronda de negociaciones

El gobernante de la isla caribeña dijo que "pensar que (Rusia) permanecería inerme ante el cerco militar ofensivo de la OTAN, es por lo menos irresponsable" y sostuvo que han llevado a su aliado euroasiático a "una situación límite".

El Gobierno de La Habana -aliado de Moscú- ha abogado por una solución "diplomática" en la confrontación entre Rusia y Ucrania y ha culpado, desde un inicio, a Estados Unidos y a la OTAN.

El pasado miércoles con una abrumadora mayoría, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución de condena a la invasión de Ucrania y exigió a Rusia la retirada inmediata de sus tropas de esa nación.

De los 193 Estados miembros de Naciones Unidas, solo cinco votaron en contra y otros 35 países optaron por la abstención, entre ellos Cuba.

La Habana y Moscú han impulsado en los últimos años sus vínculos en un intento de volver a la estrecha cooperación que tenían antes de la desaparición de la Unión Soviética en 1991

Rusia es uno de los 10 primeros socios comerciales de Cuba, y ambos definen su asociación como "estratégica".

Las delegaciones rusas y ucranianas culminaron este lunes la tercera ronda de negociaciones con pequeños avances a la hora de mejorar la logística de los corredores humanitarios para evacuar a la población civil, según dijo el asesor de la Oficina del Presidente ucraniano, Mykhailo Podolyak.

mg (efe, ADN Cuba)