Una de las principales demandas sindicales es un salario inicial de $35,000 para los profesionales de apoyo a la educación

Los maestros de las escuelas públicas de Minneapolis hicieron piquetes este martes, pidiendo mejores salarios, así como "escuelas seguras y estables". Mientras tanto, los padres se enfrentan a una incertidumbre que se volvió demasiado familiar durante la pandemia de coronavirus, reseña AP. 

¿Qué está pasando? Líderes sindicales y funcionarios escolares dejaron en claro que están muy alejados entre las partes sobre temas que incluyen límites en el tamaño de las clases y más servicios de salud mental para los estudiantes. 

  • Una huelga prolongada por parte de los 3,300 maestros, en uno de los distritos más grandes de Minnesota podría significar un regreso a las luchas por equilibrar el trabajo y el cuidado de los niños para muchas de las familias de los 29 mil estudiantes de este sector escolar. 
  • El salario promedio anual de los maestros de Minneapolis es de más de $71,000. El sindicato dice que eso los coloca entre los distritos con salarios más bajos en el área de Minneapolis-St. Pablo.
  • Una de las principales demandas sindicales es un salario inicial de $35,000 para los profesionales de apoyo a la educación, en vez de los $24,000 actuales. Los funcionarios sindicales dicen que este ajuste es esencial para contratar y retener a las personas de 

color.

  • Randi Weingarten, presidente de la Federación Estadounidense de Maestros, dijo que los estudiantes y los padres de todo el condado se apoyaron en las enfermeras escolares, el personal de apoyo y los educadores para crear “una situación lo más normal posible” durante la pandemia de COVID-19.“¿Cómo atraes a maestros de color si no pagas un salario digno?” dijo Weingarten.

Sí, pero… El superintendente escolar, Ed Graff, refirió que hay un déficit presupuestario de $26 millones para el próximo año, qué sería de $97 millones si no hay fondos federales únicos. Dijo que las propuestas de los maestros costarían aproximadamente $ 166 millones anuales, más de lo presupuestado actualmente.

  • “Tenemos todas estas prioridades que queremos que sucedan. Y no tenemos los recursos. Y alguien tiene que poder decir: 'Lo siento, no puedo hacerlo'", aseguró Graff. El distrito dice que perdió 3,000 estudiantes durante la pandemia, lo que provocó una reducción de la ayuda estatal.
  • Según la Asociación de Distritos Escolares Metropolitanos, los distritos del área de Twin Cities enfrentan un déficit combinado de más de $230 millones para el año escolar 2022-23. Asimismo, refirió hizo referencia a los costos de la educación especial y los programas para estudiantes de inglés, y el fracaso de los fondos estatales para mantener el ritmo de la inflación.

Incertidumbre para padres: En el distrito de St. Paul, con unos 34.000 estudiantes, maestros y administradores llegaron a un acuerdo tentativo el lunes por la noche para evitar una huelga. El sindicato de maestros dijo que el acuerdo aumentaría los salarios, mantendría los límites en el tamaño de las clases y aumentaría los apoyos para la salud mental.

  • El distrito de Minneapolis aconsejó a los padres organizar el cuidado de sus niños y dijo que habría desayunos y almuerzos disponibles para recoger en las escuelas.
  • Mark Spurlin, quien tiene mellizos de 6 años en el jardín de infantes en una escuela de inmersión en español de Dengler, dijo que podría ser un desafío superar una huelga indefinida. “Podría tomar un permiso de ausencia, que no sería remunerado, para quedarme en casa con los niños, pero eso sería difícil de hacer”, dijo Spurlin, maestro de una escuela secundaria suburbana que estaba de reposo en casa con COVID-19 cuando empezó la huelga. 
  • “Minneapolis tiene un problema. Y las Escuelas Públicas de Minneapolis tienen un problema. Y si es necesario que haya una huelga para lidiar con ellos, lo entiendo totalmente”, dijo Spurlin, quien es afroamericano y refirió que en su primer trabajo como maestro fue despedido por recortes presupuestarios. 
  •  “Pero también somos solo una pequeña unidad familiar que solo queremos apoyar, estamos allí, pero también tenemos que hacer muchas cosas para que funcione” y añadió que el distrito necesita descubrir cómo mantener a los maestros de color mientras lidia con las reglas actuales de antigüedad que los afectan de manera desproporcionada.

Con información de: AP.