Nicole Reffitt, con sus hijas Sara y Peyton, salen de la corte federal en Washington, DC, EE. UU. 08 de marzo de 2022. El esposo de Reffitt, Guy Reffitt, fue declarado culpable de los cinco cargos relacionados con su papel en la insurrección del Capitolio del 6 de enero | EFE/EPA/SHAWN THEW

A un año y dos meses después de que una multitud de personas irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos de forma violenta, un jurado federal emitió el veredicto del primer juicio que se realiza en el país derivado de los eventos del 6 de enero de 2021: Guy Wesley Reffitt, de Texas y de 49 años, fue declarado culpable de todos los cargos.  

Reffitt es el primer alborotador del 6 de enero en ser llevado a juicio entre los cientos de acusados vinculados con el asalto al Capitolio. El jurado, después de tres horas de deliberación, dijo que era culpable de cinco cargos: transportar un arma de fuego para promover un desorden civil; obstrucción de un procedimiento oficial; entrar o permanecer en un área o terreno restringido con un arma de fuego; obstruir a los oficiales durante un desorden civil y obstrucción de la justicia. 

El acusado fue arrestado el 16 de enero de 2021. Ha estado detenido desde entonces. Será sentenciado el 8 de junio de 2022. Cada uno de los dos cargos de obstrucción conlleva un máximo legal de 20 años de prisión. El cargo de entrar y permanecer en un edificio o terreno restringido con un arma de fuego conlleva un máximo legal de 10 años. Cada uno de los dos cargos de desorden civil conlleva un máximo legal de cinco años de prisión.

El juicio comenzó el miércoles pasado y contó con el testimonio de su propio hijo Jackson Reffitt, quien le entregó al FBI unas grabaciones que hizo de su papá mientras se jactaba de liderar acciones el 6 de enero de 2021, días posteriores al evento. En su testimonio indicó que su papá lo amenazó a él y a su hermana menor: "Si me entregan, son un traidor. Y a los traidores les disparan”.

Este caso representa una victoria para el Departamento de Justicia, que recién comienza el proceso para llevar a juicio a lo que podrían ser decenas de personas acusadas de asaltar el Capitolio o agredir a la policía del edificio. El 6 de enero de 2021 dejó más de 140 oficiales heridos y 5 muertos, uno de ellos era policía.

Los hechos. Según la evidencia que presentó el gobierno, Reffitt era miembro de una milicia llamada Texas Three Percenters y envió mensajes para reclutar a otros miembros para que lo acompañaran a su viaje a Washington. Otro miembro se le unió y ambos llevaron pistolas y rifles.

El 6 de enero acudieron a un mitin antes de dirigirse al Capitolio. Llevaban chalecos antibalas y portaban pistolas, esposas flexibles y radios para comunicarse. En un momento, la cámara de Reffitt lo grabó diciendo: “Tomaremos el Capitolio antes de que termine el día”.

Reffit estuvo al frente de un grupo que forcejeó contra los agentes de la Policía del Capitolio en la terraza del lado oeste del edificio. Logró moverse e instó a otros a seguir haciéndolo. Eventualmente logró subir las escaleras hacia el exterior del ala del Senado del Capitolio, mientras otros violaban el edificio, pero él no entró personalmente.

Luego se jactó de sus acciones en conversaciones con su compañero de viaje, así como en mensajes y una reunión con otros miembros de la milicia. También le contó a su familia lo que había hecho y amenazó a sus hijos para evitar que lo denunciaran ante las autoridades. 

Entre el material que presentaron los abogados del gobierno estaban mensajes de texto, videos, incluyendo los que se grabaron con una cámara que estaba en el casco que usó Reffitt el 6 de enero, así como una reunión de Zoom grabada entre Reffitt y miembros de su milicia; y las grabaciones de audio realizadas por su hijo, Jackson Reffitt.    

El Departamento de Justicia detalló que entre los 14 meses que han transcurrido desde el 6 de enero de 2021 más de 775 personas han sido arrestadas en casi todos los 50 estados por delitos relacionados con el asalto al Capitolio., incluidas más de 245 personas acusadas de agredir o impedir el cumplimiento de la ley.

Con información de AP, NPR y DOJ