México: cárteles dejan seis muertos en tiroteo, al mismo tiempo que asesinan a alcalde. Cortesía Facebook CesarValenciaPVE

César Arturo Valencia, alcalde del pueblo de Aguililla, en el estado de Michoacán, México, fue asesinado en el medio de una guerra de cárteles que también dejó a cinco supuestos sicarios muertos.

Te contamos el por qué. La población de Aguililla, ubicada en Michoacán, al oeste de México,  presenció la muerte de su alcalde, mientras a pocos kilómetros vivió un tiroteo que dejó fallecidos a cinco presuntos sicarios de un cártel de la droga este jueves 10 de marzo.

  • Un grupo no cuantificado de hombres armados mataron al alcalde de Aguililla, César Arturo Valencia. Esa población ha sido escenario de una prolongada batalla territorial entre Los Viagras - parte del conglomerado de los Cárteles Unidos- y el Cártel de Jalisco.
  • Cerca de allí, en la ciudad de Nuevo Parangaricutiro, la policía encontró los cuerpos de cinco personas y detuvo a 32.

No es cualquier cosa. Un vídeo publicado en las redes sociales mostraba lo que parecía ser un camión blindado casero con una ametralladora disparando desde una torreta en Parangaricutiro.

  • Tropas del ejército y policías estatales fueron enviados a la ciudad mayoritariamente indígena purépecha para sofocar la violencia.
  • El pueblo ha sido durante mucho tiempo escenario de disputas entre la pandilla Viagras, patrullas de autodefensa y pandillas rivales. 
  • Los carteles de la droga se han peleado el sitio, cuando originariamente la región es famosa por su producción de aguacate.
  • Mientras tanto en Aguililla, su alcalde fue asesinado a tiros dentro de su camioneta, a pesar  de la presencia del ejército mexicano que se estableció en la zona para preservar la paz.

Lo que se comenta. El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, se manifestó en su cuenta de Twitter sobre el hecho, condenó “enérgicamente la matanza” y prometió sancionar a los asesinos.

  • En Aguililla mucha de la población se armó por sí sola y no creía en la presencia del Ejército y la policía. 

Fuente principal de la noticia:  The Washington Post y AP.