Mujer durmiendo
Foto: Freepik

Cuida de ti
y de los tuyos

Con el newsletter semanal SALUD, mantente al día con lo último del COVID-19 y otras noticias y tips de salud.

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

Las mujeres en etapa menopáusica podrían ser más propensas a desarrollar apnea obstructiva del sueño (AOS), según un estudio reciente de la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS).

La AOS no se diagnostica en mujeres que a menudo presentan síntomas vagos como insomnio, fatiga y dolores de cabeza matutinos. “Según estos hallazgos, el dolor articular puede ser otro síntoma que debería impulsar la consideración de un diagnóstico de AOS en mujeres", dijo la directora médica de la NAMS, Dra. Stephanie Faubion.

Contexto: La apnea del sueño es un trastorno del sueño potencialmente grave en que la respiración se detiene y vuelve a comenzar repetidas veces. Si roncas sonoramente y sientes cansancio incluso después de una noche completa de sueño, puede que tengas apnea del sueño.

  • Del 2 al 9% de la población de Estados Unidos sufre este tipo de apnea, que es más frecuente en personas obesas.

¿Cómo afecta a las mujeres? La apnea del sueño es 4,5 veces más común en mujeres posmenopáusicas que en mujeres premenopáusicas, quizás debido a una disminución de las hormonas sexuales después de la menopausia. Las mujeres posmenopáusicas también tienen tasas más altas de dolor en las articulaciones, que también se asocia con cambios hormonales.

Estudios anteriores han mostrado una relación entre la gravedad de los sofocos y el riesgo de apnea del sueño en mujeres de mediana edad, pero la conexión entre la apnea del sueño y otros síntomas comunes de la menopausia no ha sido clara.

¿Dolor = Apnea del sueño? El estudio, publicado en línea el 2 de marzo en Menopause, una revista de la NAMS, encontró una asociación significativa entre la apnea del sueño y el dolor articular. Esto podría deberse a que los tejidos de las articulaciones tienen receptores de estrógeno, y el estrógeno juega un papel en la salud de tejidos como el cartílago, los ligamentos y los músculos, así lo señalaron los investigadores en un comunicado de prensa de la NAMS.

Los investigadores destacaron que se necesitan estudios más amplios para verificar los hallazgos, pero los resultados sugieren la necesidad de investigar los trastornos respiratorios del sueño en mujeres con dolor intenso en las articulaciones y fatiga para ayudar a identificar a las mujeres con apnea del sueño.

¿Por qué es importante? La prevención y el tratamiento de la apnea del sueño en mujeres mayores es un factor de riesgo de presión arterial alta y diabetes, lo que puede contribuir a enfermedades cardíacas, la principal causa de muerte en todo el mundo.

Fuente principal de la noticia: US News