Kamala Harris junto al presidente rumano Klaus Iohannis tras reunirse con él en el Palacio Cotroceni de Otopeni.

La vicepresidenta de EE. UU. se suponía que debía haber acudido hoy a la toma de posesión de Gabriel Boric en Chile, pero ante la guerra lanzada por Rusia en Ucrania visitó países de la OTAN fronterizos con el país.

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, elogió este viernes (03.11.2022) la respuesta humanitaria de Rumanía a la crisis de refugiados provocada por la guerra en Ucrania durante una visita a Bucarest. "Me gustaría hablar un momento directamente con los rumanos, para agradecerles en nombre de Estados Unidos", dijo Harris tras una reunión con el presidente rumano, Klaus Iohannis. "Rumanía ha sido extraordinaria en la generosidad y el coraje que ha demostrado", añadió.

Harris reafirmó allí su promesa de que la OTAN "defenderá cada centímetro de su territorio" y defenderá a cualquier Estado miembro en caso de que sufra un ataque. "Nuestro compromiso con el artículo 5 es firme y absoluto", dijo Harris en referencia al artículo de Tratado de la OTAN que dice que cualquier ataque contra un miembro de la Alianza será tratado como un ataque contra su territorio por todos los demás miembros.

La videpresidenta estadounidense viajó a Bucarest como escala final de una mini-gira que ayer la llevó a Polonia y ha servido para mostrar el apoyo de Estados Unidos a los dos países de la OTAN que tienen las fronteras más extensas con Ucrania. "Nos lo tomamos muy en serio y estamos preparados para actuar", añadió la representante de la Casa Blanca sobre la eventualidad de un ataque de Rusia a Rumanía, país que comparte más de 650 kilómetros de frontera con Ucrania.

Agregó que Washington estaba al tanto de los "desafíos particulares" que enfrenta el país. Rumanía es una tierra de tránsito para las decenas de miles de personas que huyen de Ucrania a diario. Voluntarios privados y autoridades locales han brindado asistencia, alimentos y alojamiento temporal. Durante su visita, Harris conversó con Iohannis, así como con el primer ministro, Nicolae Ciuca, y otros miembros del gobierno de Bucarest, centrándose en los desafíos de seguridad presentados por la invasión rusa de la vecina Ucrania.

Harris recordó que su Administración envió a Rumanía un millar de soldados que se sumaron a los más de mil que Estados Unidos ya tenía desplegados en la base aérea rumana de Mihail Kogalniceanu, situada a orillas del Mar Negro, que es la mayor infraestructura de la OTAN en el sureste de Europa. Y se mostró dispuesta a reforzar esa presencia militar en función de cómo se desarrollen los acontecimientos en Ucrania.

Iohannis dijo por su parte que "la OTAN actuará sin vacilaciones para defender a todos y cada uno de los Estados aliados, incluso Rumanía". Y aseguró que su país nunca antes había disfrutado de unas "garantías de seguridad" tan sólidas como las que le ofrece su pertenencia a la Alianza. Iohannis negó, sin embargo, que existan signos que apunten a una agresión contra Rumanía por parte de Rusia.

lgc (dpa/efe)