Mujer con dolor menstrual
Foto: Freepik

Cuida de ti
y de los tuyos

Recibe un resumen semanal con noticias y tips de salud

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

En EE UU, la endometriosis se diagnostica en aproximadamente 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva. Para tener un punto de comparación, la diabetes se diagnostica en alrededor del 10% de la población de los EE UU, tanto hombres como mujeres.

En 2020, el gobierno estadounidense anunció que los fondos para la investigación de la endometriosis se duplicarían a $26 millones anuales. En el mismo año, los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) reportaron un gasto en investigación para la diabetes de $1,156 millones.

¿Por qué tanta diferencia? Un estudio de 2021 sobre la disparidad de género en la financiación de la investigación encontró que el “NIH aplica una parte desproporcionada de sus recursos a las enfermedades que afectan principalmente a los hombres, a expensas de las que afectan principalmente a las mujeres”.

Los autores fueron más allá y afirmaron que las enfermedades que afectaban principal o exclusivamente a los hombres tendían a contar con un financiamiento excesivo, mientras que las que afectaban principalmente o solo a las mujeres carecían de fondos suficientes.

Lo básico. La mayoría de las mujeres comienzan a menstruar entre los 9 y los 15 años. Los ciclos mensuales continúan hasta la menopausia, que, en promedio, ocurre alrededor de los 52 años. Entonces, la mayoría de las mujeres tendrán alrededor de 450 períodos durante su vida.

Para alrededor del 20% de las mujeres, estos son simplemente un inconveniente mensual. Pero para más del 80%, van acompañados de algún grado de dolor. Y para 1 de cada 4 mujeres, el dolor puede ser lo suficientemente intenso como para afectar la vida diaria.

No, sentir tanto dolor no es normal. A menudo normalizamos el dolor menstrual como “parte de ser mujer”. Para muchas, el dolor leve a moderado asociado con la menstruación se puede controlar con analgésicos de venta libre, dieta y ejercicio. Sin embargo, el dolor debilitante es otro asunto. Menstrual Matters, un centro de información en línea sin fines de lucro, afirma que el dolor menstrual “no debe ser severo y debilitante con regularidad”.

Si es así, es probable que haya una causa subyacente, que puede necesitar una investigación médica. Para el dolor que persiste, ocurre antes de la menstruación y no responde al uso de analgésicos, puede ser sinónimo de endometriosis.

Es más común de lo que piensas. La endometriosis es “una enfermedad sistémica que a menudo es dolorosa y crónica”. Las estimaciones actuales sugieren que afecta a 176 millones de mujeres en edad reproductiva en todo el mundo.

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor debilitante durante la menstruación.
  • Sangrado excesivo durante los períodos.
  • Dolor pélvico en otros momentos del mes.
  • Dolor de espalda baja.
  • Dolor al vaciar la vejiga o los intestinos.
  • Dolor durante y después de las relaciones sexuales.
  • En casos severos, la endometriosis puede causar problemas de fertilidad. Alrededor del 40% de las mujeres con infertilidad también tienen endometriosis.

La condición se caracteriza por el crecimiento de tejido similar al endometrio, o revestimiento del útero, en áreas fuera del útero. Este tejido (lesiones endometriales) comúnmente crece en ovarios , trompas de Falopio, uréteres, intestinos, vejiga y pared abdominal (aunque también puede infiltrarse en otras partes del cuerpo).

De acuerdo con el ciclo menstrual, las lesiones crecen y sangran, formando tejido cicatricial. Este sangrado, inflamación y cicatrización provocan el dolor característico de la endometriosis.

¿Cómo sé si tengo endometriosis? Un problema importante con la endometriosis es obtener un diagnóstico. Una revisión de 2019 en el American Journal of Obstetrics and Gynecology (AJOG) explicó por qué podría ser así:

"A pesar de su alta prevalencia y costo, la endometriosis sigue estando subfinanciada y poco investigada, lo que limita en gran medida nuestra comprensión de la enfermedad y ralentiza la innovación que tanto se necesita en las opciones de diagnóstico y tratamiento".

Un estudio estadounidense de 2020 registró que el 75,2 % de las pacientes informaron haber sido diagnosticadas erróneamente con otra condición física (95,1 %), un problema de salud mental (49,5%), o ambas antes de recibir un diagnóstico de endometriosis.

La dificultad a menudo conduce a largas demoras entre el primer informe de los síntomas y el diagnóstico de endometriosis. En promedio, las mujeres esperan unos 8,5 años para que se confirme la enfermedad, y algunas esperan mucho más.

No es fácil identificarlo. Un estudio de grupo focal de 2021 en los Países Bajos identificó varios problemas con el diagnóstico de la endometriosis:

  • La mayoría de las mujeres no sienten que sus síntomas se tomen en serio.
  • Muchas mujeres creen que sus experiencias con la menstruación son normales, a menudo por lo que les dicen sus madres, por lo que no buscan tratamiento.
  • A los profesionales médicos les resulta difícil diferenciar entre las molestias menstruales "normales" y los signos o síntomas que sugieren endometriosis.

¿Cómo tratarlo? A la mayoría de las mujeres se les ofrecen medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno. Sin embargo, se han realizado pocas investigaciones sobre si estos alivian el dolor intenso causado por la endometriosis, y la evidencia anecdótica sugiere que tienen poco efecto.

Como la endometriosis depende de los estrógenos, los medicamentos que inhiben los estrógenos pueden ser efectivos para controlar el dolor e inhibir el crecimiento de las lesiones. Estos incluyen píldoras anticonceptivas orales e inyecciones. Sin embargo, algunas mujeres experimentan efectos secundarios como dolores de cabeza, sangrado irregular y aumento de peso.

Para el dolor intenso, o cuando otros tratamientos hayan resultado ineficaces, se puede considerar la cirugía. La laparoscopia, además de ser utilizada para el diagnóstico, también se utiliza para extirpar lesiones endometriales.

La mayoría de las personas obtienen alivio del dolor a corto plazo después de la eliminación de las lesiones y, para algunas, el efecto es duradero. Sin embargo, según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, hasta el 80% de las mujeres ven que su dolor regresa dentro de los 2 años.

Como último recurso, se puede considerar la histerectomía (extirpación del útero), pero la evidencia de sus beneficios en el tratamiento de la endometriosis no es concluyente. Es un procedimiento irreversible importante, y una mujer que se somete a una histerectomía ya no tendrá períodos ni quedará embarazada.

Fuente principal de la noticia: Medical News Today