Nevada
JUSTICIA. La mujer está bajo custodia policial/Henderson Police Department

Una mujer de 21 años de edad identificada como Nika Nikoubin, fue acusada de intento de homicidio luego de supuestamente apuñalar a un hombre en la habitación de un hotel de Nevada como venganza por la muerte del general iraní Qassem Soleimani.

El funcionario murió en enero de 2020 durante el gobierno de Donald Trump en un ataque de aviones no tripulados.

El recuento. La mujer conoció a su víctima en un portal web de citas conocido como Plenty of Fish. Ambos acordaron encontrarse en el Sunset Station Hotel and Casino, ubicado en Henderson, el pasado 5 de marzo. Ahí, la pareja alquiló una habitación para pasar la noche. La atacante se duchó y salió al vestíbulo para comprar un acompañante para su bebida alcohólica.

  • Una vez de vuelta, la pareja tuvo relaciones sexuales. El informe policial revela que durante el acto, la mujer se subió sobre el hombre, le vendó los ojos y apagó las luces.
  • En ese momento, la víctima sintió algo de dolor en su cuello. Se trataba de las puñaladas que esta le propinó “como venganza contra las tropas estadounidenses por el asesinato de Qassem Soleimani en 2020”.
  • Nikoubin salió corriendo y el hombre logró llamar a la policía para ser atendido.
  • De momento, la policía no ha brindado información sobre la víctima de apuñalamiento en un hotel de Nevada.

Vayamos al grano. Soleimani destacó como el máximo general del ejército iraní y era considerado por Estados Unidos un peligroso miembro del régimen de su país. El funcionario lideró la fuerza expedicionaria Quds perteneciente al Cuerpo de Guardia Revolucionaria de Irán.

  • Su nombre se atribuía a las actividades militares exteriores iraníes.

¿Y ahora qué?. Nikoubin, quien se encuentra bajo custodia policial, fue acusada no solo de intento de asesinato. Sobre ella también pesan los cargos por agresión y robo en un negocio. Su fianza es de $60 mil.

  • Según la policía, la mujer admitió a un empleado del hotel su crimen.

Fuente principal de la noticia: New York Post