Ejercicio regular es una manera muy buena de reducir el riesgo de Alzheimer. FOTO: Wikipedia por Spc. Crystal Abbott /10th PCH - United States Army, Public Domain.

Cuida de ti
y de los tuyos

Recibe un resumen semanal con noticias y tips de salud

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

Los investigadores descubrieron que a medida que mejora la salud, disminuyen las probabilidades de desarrollar demencia.

Cuanto mejor es la condición física, menos probable es que se desarrolle la enfermedad de Alzheimer -las personas que están más en forma tienen un riesgo 33 por ciento menor de padecer este tipo de demencia que quienes lo están en menor medida, según un informe que se presentará en la reunión anual de la Academia Americana de Neurología el próximo mes

Investigadores basados en DC, del VA Medical Center de Washington y de la Universidad George Washington, realizaron pruebas e hicieron un seguimiento a 649,605 veteranos (con una edad media de 61 años) durante casi una década.  En función de su condición física cardiorrespiratoria, los participantes se dividieron en cinco categorías, de menor a mayor nivel de aptitud física.

Los investigadores descubrieron que a medida que mejoraba el estado físico, disminuían las posibilidades de desarrollar la dolencia.  En comparación con el grupo menos en forma, quienes estaban ligeramente más en forma tenían un riesgo 13 por ciento menor de padecer Alzheimer; el grupo medio presentó un 20 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad; el siguiente grupo de mejor aptitud física un 26 por ciento menos de probabilidades; y para el grupo que estaba más en forma un 33 por ciento menos de riesgo.

El Alzheimer es el tipo de demencia más común. Se trata de un trastorno cerebral progresivo que, con el tiempo, destruye la memoria y las capacidades de pensamiento, e interfiere con la capacidad de llevar a cabo tareas cotidianas.  Alrededor de 6 millones de estadounidenses mayores de 65 años padecen Alzheimer.  No hay formas probadas de curar la enfermedad.

Sin embargo, los investigadores afirman que existe una posibilidad de que una forma prometedora de reducir el riesgo de padecer esta dolencia sea aumentar la actividad física. Las conclusiones de numerosos estudios indican que la actividad física regular puede beneficiar al cerebro, y la Asociación de Alzheimer la describe como una de las mejores cosas que la gente puede hacer para reducir sus posibilidades de desarrollar demencia.

Washington Post - Amy Goldstein

Lea el artículo original aquí.