El senador demócrata de Virginia Occidental Joe Manchin (R) sale del Capitolio de los EE. UU. en Washington, DC | Foto EFE/EPA/JIM LO SCALZO

El presidente Joe Biden sigue teniendo una piedra de tranca en el caucus demócrata para lograr sus objetivos: el senador Joe Manchin. Esta semana el legislador de West Virginia se opuso a la nominación de Sarah Bloom Raskin como vicepresidenta de supervisión de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) y dejó al descubierto una relación débil con el jefe del gobierno estadounidense.

Los demócratas se sorprendieron cuando Manchin manifestó su rechazo a una candidata altamente calificada, al haber trabajado como subsecretaria del Tesoro de Estados Unidos durante la administración de Obama. Al día siguiente, Raskin retiró su nominación.

“A pesar de su disposición, y a pesar de haber sido confirmada por el Senado con un amplio apoyo bipartidista dos veces en el pasado, Sarah fue objeto de ataques sin fundamento por parte de la industria y los grupos de interés conservadores”, dijo Biden en un comunicado.

Manchin les dijo a sus colegas del Senado que había dejado claro durante un tiempo que Raskin no era aceptable para él, por lo que la administración no debería sorprenderse de que su nominación se arruinara, según senadores demócratas. Además, el miércoles le dijo a The Hill que el presidente nunca se acercó personalmente a él para plantear la nominación de Raskin, pero señaló que los funcionarios de la Casa Blanca hablan con su personal regularmente.

Los demócratas necesitaban que los 50 senadores con los que cuenta el partido votaran por unanimidad por Raskin, y así confirmarla como la vicepresidenta de supervisión de la Reserva Federal. 

Frustración en el ambiente. Varios senadores demócratas dijeron que era un revés vergonzoso no obtener el apoyo de Manchin, sobre todo después de lo sucedido con la ley de gasto social y que de acuerdo con un senador demócrata “ha agotado la seriedad de la presidencia”.

“Estoy extremadamente frustrado. Eres miembro de un equipo, ¿tienes que hacer estallar las cosas una y otra vez en cosas que son como problemas de segundo o tercer nivel? ¿El hecho de que expresó que la Fed debería tener en cuenta cómo el clima afecta la economía? ¡Por supuesto! Se supone que deben tener en cuenta todo lo que afecta a la economía”, dijo un senador demócrata descontento que solicitó el anonimato para expresar su frustración con Manchin.

El presidente del Comité Bancario del Senado, Sherrod Brown, arremetió contra Manchin después de lo sucedido con la nominada de Biden. “Desafortunadamente, muchos de mis colegas ignoraron el amplio apoyo bipartidista de los banqueros comunitarios, los principales economistas, los expertos en seguridad cibernética, los reguladores bancarios estatales, los defensores de los consumidores y muchos otros. En cambio, cayeron en los puntos de conversación escritos por la industria petrolera”, dijo en un comunicado.

Pero hay quienes la decisión no les sorprendió, dada las preocupaciones expresadas a menudo por Manchin sobre la protección de la industria nacional de combustibles fósiles, cuya fortuna familiar deriva del carbón, mientras que Raskin alentaba públicamente medidas para mitigar el cambio climático, incluida una transición a energías más limpias.

Planes caídos por un nombre y apellido. Biden y Manchin son dos demócratas de la vieja escuela, de 79 y 74 años, respectivamente, pero a pesar del punto en común no logran ponerse de acuerdo.

El evento de mayor peso fue en diciembre pasado, cuando Manchin envió a la tumba el proyecto de Build Back Better, que preveía inversiones en educación y salud, así como un apartado especial dedicado a la lucha contra el cambio climático. El senador dijo a Fox News Sunday que no votaría por el amplio paquete de gasto social y climático del presidente. En enero también le siguió la amplia legislación para proteger los derechos del voto de forma federal, ya que se requería de su voto y el de su colega Kyrsten Sinema para evadir el obstruccionismo republicano, pero no fue posible.

No es lo único que Manchin ha hundido. También envió al subsuelo la nominación de la elección de Biden para servir como director de presupuesto de la Casa Blanca, Neera Tanden el año pasado.

Mientras, otros cuatro candidatos, Jerome Powell, Lael Brainard, Philip Jefferson y Lisa Cook, esperan una votación a favor o en contra para formar parte de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal, entre ellos el actual presidente Powell.

Con información de The Hill