Mujer triste en cama
1 de cada 5 participantes que dieron positivo en la depresión postparto informaron tener pensamientos de hacerse daño. Foto: Freepik

Cuida de ti
y de los tuyos

Con el newsletter semanal SALUD, mantente al día con lo último del COVID-19 y otras noticias y tips de salud.

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

Las tasas de depresión postparto entre las madres estadounidenses casi se triplicaron durante la pandemia de COVID-19, junto con grandes aumentos en la depresión mayor y los pensamientos de autolesión, según un nuevo estudio.

Detalles. La investigación, publicada el 14 de marzo en la revista BMC Research Notes, incluyó a 670 nuevas mamás que completaron la evaluación en línea entre febrero y julio de 2020. Además, fue parte de un estudio más grande llamado COVID-19 MAMAS (Maternal Attachment, Mood, Ability, and Support - Apego materno, estado de ánimo, capacidad y apoyo) que generó varios artículos sobre experiencias de embarazo y postparto durante la pandemia.

¿Qué descubrieron? Un tercio de las nuevas mamás resultó positivo para la depresión postparto y el 20% tenía síntomas de depresión mayor.

  • 1 de cada 5 participantes que dieron positivo en la depresión postparto informaron tener pensamientos de hacerse daño.
  • Las nuevas madres que alimentaban a sus bebés con fórmula tenían un 92% más de probabilidades de tener un resultado positivo para la depresión postparto, y 73% más de probabilidades de tener un resultado positivo para la depresión mayor que las que amamantaron con su propia leche.
  • Las madres cuyos bebés estaban en unidades de cuidados intensivos neonatales tenían un 74% más de riesgo de depresión postparto, y las madres que estaban preocupadas por contraer COVID-19 tenían un 71% más de posibilidades de dar positivo en la prueba de depresión postparto.
  • Antes de la pandemia, aproximadamente 1 de cada 8 nuevas madres tenía depresión postparto y entre el 5% y el 7% tenía depresión mayor, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE UU.

"Esto es muy preocupante dado que antes de la pandemia, [un estudio anterior] encontró que la tasa de tendencias suicidas entre las pacientes prenatales y postparto está aumentando en EE UU", dijo el autor principal del estudio y profesor asistente de enfermería en la Universidad de Michigan, Clayton Shuman, en un comunicado de prensa de la universidad.

Shuman indicó que los hallazgos subrayan la necesidad de identificar la depresión en las nuevas madres. Pero, agregó, la detección es solo un primer paso.

Hay que eliminar el tabú de la depresión. "El tratamiento es fundamental para la recuperación", subrayó Shuman. "Los recursos y la educación sobre la depresión postparto deben difundirse e implementarse mejor. Estos recursos deben compartirse con el público en general para reducir el estigma y compartirse con quienes brindan apoyo social y emocional a las pacientes postparto, como parejas y familiares".

Fuente principal de la noticia: US News