El dron turco Bayraktar TB2.

Imágenes aéreas de destrucción a tanques rusos por parte de los drones se han convertido en herramienta clave para la guerra de la información en Ucrania, ganando gran atención en redes sociales.

A pesar de las cuatro semanas de bombardeos rusos, Ucrania ha mantenido una férrea defensa de sus ciudades utilizando aviones no tripulados de fabricación turca para realizar ataques emergentes contra los invasores con una eficacia letal que ha sorprendido a los expertos militares occidentales. 

Los vehículos aéreos no tripulados Bayraktar TB2, que llevan bombas ligeras guiadas por láser, suelen destacar en conflictos de baja tecnología, y Turquía los ha vendido a más de una docena de países, como Azerbaiyán, Libia, Marruecos y Etiopía. 

Ataques inesperadamente exitosos

Los drones han llevado a cabo ataques inesperadamente exitosos en las primeras etapas del conflicto de Ucrania con Moscú, antes de que los rusos pudieran establecer sus defensas aéreas en el campo de batalla, dijo Jack Watling, del Royal United Services Institute, con sede en Londres. 

"Los (TB2) no deberían tener un impacto significativo porque son aviones de altitud media, de vuelo lento, con una gran firma electromagnética y una gran sección transversal de radar. Y los rusos tienen sistemas de defensa aérea muy capaces, por lo que deberían ser derribados. El terreno es muy abierto y ofrece una buena cobertura de radar", añadió Watling. 

Dijo que las fuerzas ucranianas "han estado volando esencialmente a bajo nivel y luego subiendo y atacando con ellos. Así que atacando objetivos de oportunidad". 

Disminuye la libertad de utilizar los TB2

Con el paso del tiempo, a medida que los rusos se organizan mejor y amplían sus defensas aéreas, Watling dijo que "la libertad para emplear esos aviones no tripulados está disminuyendo. Así que lo que vemos ahora es que los ucranianos tienen que tener cuidado con el momento en que los emplean". 

Militares ucranianos empujan un UCAV Bayraktar TB2 en el aeródromo de Kulbakyne durante el ejercicio Sea Breeze 2021, Mykolaiv, sur de Ucrania.

Por su parte, en una sesión informativa ante el Parlamento el 9 de marzo, el ministro de Defensa británico, Ben Wallace, elogió los drones, junto con otras armas donadas a Ucrania por Occidente. 

"Una de las formas en las que están proporcionando apoyo aéreo cercano o fuego real en profundidad es a través de los UAV turcos TB2, que están entregando municiones a su artillería y, de hecho, a sus líneas de suministro, que son increíblemente importantes para frenar o bloquear el avance ruso", dijo Wallace.

Éxito en redes sociales

Los drones también han tenido éxito en las redes sociales. Sus vídeos aéreos de la destrucción de vehículos blindados rusos se han convertido en una herramienta clave para la guerra de información de Ucrania. https://www.youtube.com/embed/bKEmRiq-8Mg?wmode=transparent

Vasyl Bodnar, embajador de Ucrania en Turquía, compartió en Twitter vídeos de ataques con drones, incluido uno que parecía mostrar un convoy de vehículos militares rusos destruidos. "Masallah" o "Alabado sea", escribió en el pie de foto de uno de los vídeos. 

Un vídeo con una canción titulada "Bayraktar” –con sonidos de explosiones que coinciden con los ritmos– ha sido subido a YouTube y reproducido en la radio ucraniana.

Útiles para la propaganda

"Mientras sigan volando, mientras sigan armados, serán útiles. Serán útiles sobre todo por el lado de la propaganda", dijo Aaron Stein, director de investigación del Instituto de Investigación de Política Exterior, con sede en Estados Unidos. "Los vídeos han embelesado a la gente porque puedes ver un ataque aéreo en alta definición”. 

Turquía comenzó a vender los drones TB2 a Ucrania en 2019, y Kiev los utilizó en la lucha contra los separatistas respaldados por Rusia en la región oriental de Donbás, una medida que Moscú calificó de "desestabilizadora." 

Los funcionarios turcos se han negado a revelar los detalles de las ventas de drones a Ucrania, incluyendo cuántos estaban involucrados y si Kiev está siendo reabastecido. Estimaciones independientes sitúan el número de TB2 en Ucrania entre 20 y 50. 

Turquía: "Neutralidad pro-Ucrania"

"Creo que Turquía está realmente en el frente, pero no en el centro, al menos no públicamente, de este conflicto", dijo Soner Cagaptay, director del Programa de Investigación Turca y miembro senior del Instituto de Washington para la Política de Oriente Próximo en Washington D.C.  

"Su política oficial respecto a la guerra es lo que yo llamaría 'neutralidad pro-Ucrania'. Actúa con neutralidad. Quiere que la guerra termine, pero ayuda militarmente a Ucrania. ... Ha estado vendiendo estos drones asesinos a Ucrania que aparentemente están haciendo un trabajo increíble". 

Dron Bayraktar TB2 estacionado en el Mando de la Base Aérea Naval en el distrito turco del Egeo de Dalaman.

Los drones, cuyo precio es inferior a 2 millones de dólares cada uno según las estimaciones, son producidos por la empresa de defensa Baykar, que pertenece a la familia de Selcuk Bayraktar, yerno del presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Bayraktar es el director técnico de Baykar.  

El TB2, presente en diferentes conflictos 

Al TB2 se le atribuye haber ayudado a inclinar la balanza de los conflictos en Libia, así como al aliado de Turquía, Azerbaiyán, en los combates con las fuerzas respaldadas por Armenia en la disputada región de Nagorno-Karabaj en 2020. 

Ankara también ha utilizado los drones contra militantes kurdos en Turquía y el norte de Irak, así como contra combatientes kurdos en Siria. 

Es probable que estos drones menos costosos tengan un impacto duradero en la guerra como una herramienta útil de desgaste, además de poder llamar la atención de los aviones enemigos más caros, dijo Stein. 

"El Toyota Corolla de los drones"

"Yo lo llamaría el Toyota Corolla de los drones. ... No hace todo lo que hace tu coche deportivo de gama alta, pero hace el 80 % de eso, ¿no?", dijo. "Así que incluso para un ejército de alta gama, como el de EE. UU., el concepto básico de utilizar en una plataforma atractiva y barata para atacar a una fuerza superior tiene un valor inherente".  

FEW (AP)