A la sombra de la guerra de Ucrania, el opositor ruso encarcelado Alexei Navalni fue condenado a nueve años de prisión en un nuevo juicio. Esta es la sentencia más dura hasta ahora dictada contra el político.

"Nueve años de prisión. Mi vuelo espacial se ha retrasado un poco", escribió Alexei Navalni, con su típica ironía, tras el veredicto de este martes (03.22.2022). Después de que el juez anunciara la sentencia, los perfiles de las redes sociales del opositor ruso hicieron circular ese mensaje.

El político, de 45 años, aludía así, probablemente, al hecho de que ha sido condenado una y otra vez, al parecer, en innumerables procesos. En un juicio anterior, Navalni ofendió supuestamente a una magistrada con declaraciones como "Oh, Dios mío" o "El caso es inventado". También se le acusa de haber malversado donaciones para su Fundación contra la Corrupción (FBK), algo que Navalni ha negado.

El crítico del Kremlin, que llevaba encarcelado más de un año por otra condena, fue condenado a una multa y a nueve años en una "colonia penitenciaria de régimen severo". Esto significa que, entre otras cosas, sus contactos con el mundo exterior estarán extremadamente restringidos. Esta es la sentencia más dura dictada contra Navalni. Sin embargo, es menos de los 13 años de prisión que pedía la Fiscalía. La sentencia aún no es definitiva, y los abogados de Navalni han anunciado que apelarán.

No se esperan protestas

El juicio se llevó a cabo a la sombra de la guerra de Rusia contra Ucrania. "Mientras el mundo entero mira a Ucrania, se está cometiendo otro crimen monstruoso dentro de Rusia", tuiteó, por su parte, la portavoz de prensa de Navalni, Kira Yarmysh. El procedimiento fue extraño: las audiencias judiciales no se hicieron en Moscú, sino en la actual prisión de Navalni, en la ciudad de Pokrov. A los periodistas no se les permitió observar el juicio en la misma sala, sino solo desde un edificio contiguo. Y los medios de comunicación estatales rusos apenas dedicaron una palabra al proceso.

Pero el veredicto no fue ninguna sorpresa. Desde el ataque con veneno que sufrió en agosto de 2020, la presión sobre Navalni ha crecido constantemente. Tras su regreso de Alemania, donde había sido tratado por envenenamiento con Novichok, fue inmediatamente detenido y condenado. Posteriormente, sus iniciativas políticas y mediáticas, como la fundación FBK, fueron declaradas organizaciones extremistas y disueltas. Muchos de sus compañeros de lucha viven ahora en el exilio, por lo que no se esperan protestas por su liberación. Después del ataque a Ucrania, el derecho a reunirse o protestar se ha restringido aún más en Rusia.

¿Sin libertad mientras Putin viva?

"Con este veredicto, Rusia envía un claro mensaje de que se actuará contra cualquier oposición, de que Navalni permanecerá en prisión de forma permanente", dice a DW Stefan Meister, experto en Rusia del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores (DGAP). Para el Gobierno ruso, según Meister, "no hay otra alternativa que mantener a Navalni en prisión de forma permanente, es una transición a un estado totalitario".

Una opinión similar tiene la eurodiputada Viola von Cramon: "Vemos en muchos lugares que el presidente ruso Vladimir Putin tiene mucho miedo de que pueda haber una figura en la vida política que sea peligrosa para él. En este momento, esa figura es Alexei Navalni”. El líder del Kremlin, cree Von Cramon, hará todo lo posible para eliminar políticamente a la prominente figura de la oposición para siempre: "La cuestión es que no saldrá de la cárcel mientras Putin viva". Al mismo tiempo, Von Cramon se muestra preocupada por la salud de Navalni. "Bajo ninguna circunstancia Putin debería ir tan lejos, como para posiblemente matarlo y declarar el hecho como un suicidio", señala la eurodiputada. 

El programa "Populjarnaja Politika" (Política para las masas) en el canal de YouTube.

Llamado a la resistencia

Tras el veredicto de este martes, el político opositor trató de difundir optimismo. Anunció la ampliación de su fundación FBK para convertirla en una organización internacional. Para ello quiere utilizar el dinero del Premio Sájarov, que recibió en 2021.

También quiere que sus compañeros de lucha desarrollen la recién creada plataforma de oposición como el "mejor medio de comunicación masivo en Rusia". El canal de YouTube "Populjarnaja Politika" (Política para las masas), lanzado a principios de marzo, está dirigido actualmente contra la guerra rusa en Ucrania y ya cuenta con cerca de un millón de suscriptores. El mejor apoyo para Navalni "no es la lástima y las palabras bonitas, sino la acción". Su mensaje central es que la población resista contra "el régimen mentiroso de Putin" y sus "crímenes de guerra".

Sin embargo, es difícil estimar a cuántos rusos llegará con la plataforma. La mayoría de las redes sociales occidentales en Rusia están ahora bloqueadas. Y, según informes de los medios, es probable que YouTube haga lo mismo en los próximos días.

(ct/ms)

Etiquetado: