Foto EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo

Los desacuerdos entre demócratas y republicanos amenazaron con descarrilar de nuevo el financiamiento del gobierno para el año fiscal 2022. Así que los demócratas abandonaron los fondos para la respuesta de la pandemia de COVID-19, lo que significó un gran revés para ellos. Pero ahora son necesarios: altos funcionarios de la administración Biden exigen al Congreso que se aprueben fondos.

La situación actual. La Casa Blanca indicó que el gobierno se está quedando sin fondos para vacunas, pruebas y tratamientos, incluso cuando la variante BA.2 de ómicron, que está provocando un resurgimiento del virus en Europa y Asia, aparece cada vez más en los Estados Unidos.

  • Altos funcionarios de la administración dijeron a Associated Press que el gobierno compró las dosis que necesitaría para vacunar a los niños de hasta 5 años.
  • Detallaron que solo tienen suficientes vacunas para administrar una cuarta inyección, que los fabricantes de medicamentos recomiendan para muchas personas, a las personas con inmunidad comprometida. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato como requisito para que los reporteros participaran en la sesión informativa telefónica.
  • La secretaria de prensa Jen Psaki tocó el tema en la sesión informativa del lunes: “Nuestra preocupación en este momento es que nos vamos a quedar sin dinero para proporcionar los tipos de vacunas, refuerzos, tratamientos para inmunocomprometidos y otros de forma gratuita que ayudarán a seguir luchando contra el aumento del covid-19 en el futuro”.
  • La Casa Blanca planea reducir los subsidios federales que garantizan pruebas gratuitas para personas sin seguro debido a la falta de fondos.

Juego trabado. Para continuar la respuesta de la pandemia se requiere 22,5 mil millones de dólares, que incluye 18.250 millones de dólares para el Departamento de Salud y Servicios Humanos y 4.250 millones para el Departamento de Estado y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

  • Los recursos se utilizarían para el suministro inmediato de tratamientos antivirales orales altamente efectivos; para la compra de anticuerpos monoclonales y profilaxis previa a la exposición; continuar operando iniciativas críticas de pruebas y financiando pruebas, tratamientos y vacunas para personas sin seguro.
  • Además para iniciar el trabajo sobre una vacuna de próxima generación que proteja contra futuras variantes; acelerar los esfuerzos mundiales de vacunación y proporcionar ayuda humanitaria urgente en el extranjero, de acuerdo con una carta de la Oficina de Administración y Presupuesto enviada a principios de marzo.
  • Los republicanos insisten en que los esfuerzos federales para combatir la pandemia deben pagarse eliminando gastos en otros lugares. Funcionarios de la administración consideran que deben ser específicos con qué quieren recortar.
  • Si los demócratas consiguen ahorrar para pagar los gastos adicionales, el mayor obstáculo que enfrentan es en el Senado. En la Cámara Alta requerirían de al menos 10 votos republicanos para alcanzar los 60 votos necesarios para lograr la aprobación de la ley.

Con información de AP y Politico