Shánghai la gran meropolis que no escapa de otra cuarentena
Shánghai es la capital financiera de China / Pixabay

En China, el aumento del número de casos de COVID-19 parece estar reforzando las políticas para sofocar el brote -con la declaración de toque de queda en Shangái- en lugar de acelerar los planes para aliviar gradualmente las restricciones.

El recuento. Este mes, China se ha enfrentado en Shanghái a su peor brote desde que se detectó al COVID-19 por primera vez en Wuhan. 

  • Entre el 1 al 24 de marzo, el país reportó 56 mil infecciones, más que el total de casos en Wuhan hace dos años. El domingo se registraron 6 mil 215 pruebas positivas, 3 mil 500 de ellas en Shanghái.
  • Antes del nuevo toque de queda, las autoridades del régimen chino anunciaron que creaban una hoja de ruta para facilitar el enfoque de "cero covid" y que las ciudades estaban experimentando con protocolos más específicos y de corta duración. 
  • Algunos ensayos fueron las pautas de tratamiento que se actualizaron para permitir que los pacientes asintomáticos estén aislados en instalaciones centralizadas, en lugar de hospitales y se aprobaron nuevos  kits de prueba de antígenos.
  • Como principal centro financiero de China, Shanghái ha estado a la vanguardia de probar medidas más flexibles. El año pasado, cuando se descubrieron casos en uno de los principales aeropuertos internacionales de la ciudad, la mayoría de los residentes no se vieron afectados.

¿Por qué es relevante? A contracorriente del mundo, es poco probable que haya cambios importantes en la estrategia de “limpieza dinámica” que se plantea China para eliminar totalmente el virus antes de su 20º Congreso del Partido en octubre.

En esa reunión clave, se espera que Xi Jinping asuma un sin precedentes tercer mandato como secretario general del Partido Comunista Chino.

  • En todo el mundo las oleadas de la variante de coronavirus ómicron ha consolidado la aceptación de que el virus llegó para quedarse. La estrategia común es mitigarla, pero tolerarse.
  • Durante el brote actual, Shanghái se había resistido a las medidas generalizadas a toda la ciudad y optó por cuarentenas domiciliarias continuas cuadra por cuadra. 
  • ¿Y ahora qué? A partir de las 5 a.m. del lunes, los distritos al este del río Huangpu, que serpentea a través de la ciudad, pasarán cuatro días en casa antes de que sea el turno de los que viven al oeste del canal, a partir de las 3 a.m. del viernes.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS