Ketanji Brown Jackson vestida en azul ante el Senado.
La jueza Ketanji Brown Jackson, nominada por el presidente Biden para ocupar la vacante en la Corte Suprema de EEUU, durante su comparecencia ante el comité de judicatura del Senado. FOTO: Washington Post por Jabin Botsford.

El histórico nombramiento resuena en todo el país y genera esperanza de que un Poder Judicial más diverso impulse un cambio

Mientras Ketanji Brown Jackson respondía preguntas durante horas ante la comisión judicial del Senado la semana pasada, grupos de mujeres negras se reunían en todo el país para animarla a distancia.

Tameika Isaac Devine, una abogada que el año pasado se presentó como candidata a la alcaldía de Columbia, Carolina del Sur, organizó junto con otra persona una de esas reuniones para verla por televisión, donde los asistentes jugaban al bingo con frases que comúnmente se repetían a lo largo del proceso, como "calificada" y "Harvard".

"Nos enfadamos cuando vimos el interrogatorio, la falta de respeto, que la interrumpían, todo eso, pero pase lo que pase, no nos robarán la alegría, porque sabemos que será nuestra próxima jueza de la Corte Suprema y todos nos sentimos muy orgullosas", dijo Devine.

Se tomaron un descanso para dejar mensajes de voz a su senador, Lindsey Graham, después de que interrumpió a Jackson durante el interrogatorio del martes.

"Lo más importante fue el sentimiento de orgullo y alegría, porque nos está representando a todos y lo está haciendo muy, muy bien".

Tameika Isaac Devine - Abogada y candidata a la alcaldía de Columbia, Carolina del Sur.

Los estadounidenses de raza negra celebran la nominación de Brown para ser la primera mujer negra en formar parte de la Corte Suprema de EEUU.  Lo ven como un paso fundamental para aumentar la diversidad al más alto nivel del gobierno, aunque sea poco probable que influya en el equilibrio de poder de un tribunal liderado por conservadores, ya que reemplazaría a otro juez liberal, Stephen Breyer.

Unos 115 jueces han formado parte del más alto tribunal del país desde su creación en 1789.  Solo cinco de esos jueces han sido mujeres, ninguna de las cuales se identificó como negra.  La confirmación de Jackson también haría que el tribunal estuviera más cerca de la paridad de género, con cinco hombres y cuatro mujeres.

Por primera vez, sería la única jueza de la Corte Suprema que ha trabajado como defensora pública, es decir, abogada designada para representar acusados quienes normalmente no pueden pagar una representación legal.

La "experiencia profesional de Jackson, en particular como jueza con un importante historial como defensora pública y su experiencia personal como mujer negra en EEUU marcarán su forma de abordar los casos ante el tribunal y cómo se enmarcarán y argumentarán las opiniones tanto de la mayoría como de la minoría", dijo Camille Busette, miembro senior de Brookings Institution, un centro de estudios de tendencia de izquierda.

"Y estas consecuencias de su propia presencia probablemente alterarán los parámetros de la política pública en EEUU".

Camille Busette, Brookings Intitution.

La nominación de Jackson marca el cumplimiento de una promesa de campaña que Joe Biden hizo a los votantes negros antes de las primarias Demócratas en Carolina del Sur: nombrar a la primera mujer negra para integrar la Corte Suprema.  El apoyo de los votantes negros en aquel momento impulsó su alicaída campaña hacia una victoria crucial, lo cual ayudó a cambiar el rumbo de la contienda y, en última instancia, le permitió llegar a la Casa Blanca.

Biden anunció la nominación de Jackson, una jueza federal educada en Harvard, para reemplazar a Breyer, quien piensa retirarse este año.

Los líderes negros celebraron unánimemente su nombramiento, sobre todo por sus dos años de experiencia trabajando como defensora pública en Washington, con la esperanza de que esa experiencia se traduzca en un apoyo a tan esperadas reformas de la justicia penal.

"En este momento, lo que está en juego no podría ser más importante", dijo Scott Roberts, de la organización activista Color Of Change.  "Los Republicanos siguen impulsando descaradamente políticas de supremacía blanca que se enfocan en las comunidades negras, incluido el recorte del derecho al voto y la eliminación del acceso al aborto".

"Es repugnante - pero no sorprendente - ver a los Republicanos recurrir a una retórica racista, misógina y claramente antinegra durante estas audiencias, lo que demuestra que ella es la candidata a la Corte Suprema más calificada que se ha presentado jamás ante el Senado - ", añadió Roberts.

Los líderes negros se mostraron críticos, ya que algunos senadores Republicanos elogiaron a Jackson por ser "elocuente", un término ampliamente considerado como condescendiente cuando se dirige a los estadounidenses de raza negra.  Los senadores también trataron de relacionarla con la teoría crítica de razas, un controvertido marco jurídico que examina el papel del racismo estructural en la sociedad.  No se suele enseñar por debajo del nivel de postgrado, pero se ha convertido en un foco cultural para los conservadores.

La calma que mantuvo Jackson a lo largo de las diversas preguntas se ganó los aplausos de los líderes de raza negra.

El proceso de confirmación de la candidata también ha entusiasmado a los votantes negros de cara a las elecciones de medio período, según una encuesta de Morning Consult, en la que el porcentaje de personas que se declaran "extremadamente" o "muy" entusiasmadas por la votación ha aumentado un 12 por ciento, pasando del 37 por ciento antes de su nombramiento al 49 por ciento después.

Sin embargo, Trahern Crews, fundador de Black Lives Matter en Minnesota, señaló que el nombramiento de una mujer negra en la Corte Suprema es solo una de las muchas promesas que Biden hizo a las comunidades negras durante su campaña y añadió que muchos siguen esperando reformas económicas y policiales.

"Como pueblo, ya hemos superado la política simbólica", dijo Crews. "Realmente necesitamos sustancia".

Eso no descarta la euforia que muchos líderes de raza negra expresaron cuando el Demócrata centrista Joe Manchin dijo el viernes que votaría por Jackson, lo que prácticamente garantiza su confirmación.

El Senador Cory Booker (D-NJ) saluda a la Juez Ketanji Brown Jackson a la llegada de ésta al hemiciclo del Senado para la audiencia de su confirmación. FOTO: EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Cory Booker, el único miembro negro de la comisión judicial del Senado, se refirió a esa emoción al concluir el interrogatorio el miércoles, haciendo llorar a Jackson por primera vez en el proceso.

"Es mi señal de esperanza".

Senador Cory Booker, D-NJ.

"Este país es cada vez mejor", continuó, "y cuando se produzca esa votación final y ascienda usted al más alto tribunal del país, me voy a alegrar".

Taylor Nicole Rogers en Nueva York

Derechos de Autor - The Financial Times Limited 2021.

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.

ÚLTIMAS NOTICIAS