Tumbas de civiles en un patio trasero de Bucha.

Las autoridades locales quieren que la vida vuelva a funcionar en Bucha, pero siguen pidiendo que la gente no vuelva a la ciudad. El alcalde Anatoly Fedoruk describe la situación a DW.

En la ciudad de Bucha, en el noroeste de la capital ucraniana, los cuerpos de personas asesinados a tirosyacían en las calles tras la retirada del ejército ruso. Se habla de crímenes de guerra. También se encontraron fosas comunes con personas torturadas. La infraestructura ha sido destruida y la vida vuelve lentamente a la ciudad. DW habló con el alcalde de Bucha, Anatoly Fedoruk, sobre lo que está ocurriendo allí.

DW: Sr. Fedoruk, ¿cuál es la situación en su ciudad?

Anatoly Fedoruk: Por cuarto día consecutivo, los especialistas se ocupan de localizar a los saboteadores y de retirar las minas. Los servicios municipales están restableciendo las infraestructuras, especialmente el suministro de electricidad, gas y agua. También hay cuestiones humanitarias de las que nos estamos ocupando. Hemos organizado la entrega de alimentos, medicamentos, productos de higiene y piensos. Como no hay gas ni electricidad, hemos comprado 1.000 bombonas de gas y cocinas de gas, y hemos creado lugares donde la gente puede preparar la comida.

Decenas de cuerpos antes de ser enterrados en el cementerio de Bucha.

¿Cuántas personas vivían en el municipio antes de la guerra, especialmente en Bucha, y cuántas hay ahora?

Bucha tenía 50.000 habitantes. En el municipio, que incluye los pueblos de los alrededores, viven 67.000 personas. En la actualidad, hay 3.700 habitantes en Bucha, pero su número está aumentando lentamente a medida que los trabajadores de emergencia regresan para realizar obras de infraestructura importantes. En los demás pueblos del municipio, el número de habitantes ha disminuido un 30 por ciento.

Ayer estuve en Zdvizhivka. Allí, de los 1.780 habitantes del pueblo, quedaron 760. Desgraciadamente, seis civiles fueron fusilados allí por los ocupantes rusos. Los habitantes de los pueblos del norte de la región de Kiev que fueron ocupados desde el primer o segundo día de la guerra no pudieron escapar. Pero el pueblo se apoyó mutuamente, distribuyó alimentos y medicinas y así sobrevivió la ocupación.

Una de las fosas comunes de Bucha, descubierta tras la retirada de las tropas rusas.

¿Se conoce ya el número exacto de muertes en Bucha y en el conjunto del municipio?

Hasta ahora, contamos 320 civiles. Expertos, criminólogos e investigadores están examinando a las víctimas, pero el número de cuerpos encontrados aumenta cada día. Se encuentran en propiedades privadas, en parques y en lugares donde los cuerpos podían ser enterrados durante las pausas del bombardeo. La gente quería enterrarlos para que los cuerpos no fueran desgarrados por los perros. Cada día encontramos más entierros provisorios en los pueblos de nuestra comunidad.

¿Las personas murieron por disparos o por fuego de artillería?

Casi el 90 por ciento tiene heridas de bala, es decir, no hay heridas por esquirlas.

Las horribles imágenes de las fosas comunes conmocionan al mundo. ¿Cuántas tumbas de este tipo se encontraron en Bucha?

En Bucha se descubrieron tres: en los locales de una empresa de suministros agrícolas, donde los ocupantes rusos habían apilado los cadáveres de personas con las manos atadas como si fueran leña, luego en las calles Voksalna y Yablunska y en una casa de recreo para niños, donde también se encontraron personas con las manos atadas y heridas de bala.

El alcalde Anatolij Fedoruk (centro) en una iglesia de Bucha.

¿Estaba usted en la ciudad en el momento de la ocupación? ¿Vio usted mismo cómo se disparaba a los civiles?

Tanto antes como durante la ocupación, estuve en la ciudad, como debe ser. Personalmente, he visto tres casos en un mismo lugar. Estaba en una casa privada cerca de la cual hubo un tiroteo. Fue en la calle Lech Kaczynski. Allí había un puesto de control de la ocupación rusa y simplemente dispararon a tres coches. En uno de ellos había un hombre, su mujer embarazada y dos niños. Solo el hombre sobrevivió. Enterró a su mujer embarazada en una zanja que los ocupantes rusos habían cavado para sí mismos como refugio. En lugar de una cruz, el hombre colocó la matrícula de su coche. Los cuerpos de los niños fueron llevados a la iglesia y enterrados allí. No sé si el hombre sigue vivo ni cuál es su situación actual.

¿Se documentan los crímenes, quiénes son las víctimas y cómo murieron? ¿Participan representantes de la Corte Penal Internacional?

Todos los organismos internacionales y ucranianos competentes participan en la búsqueda de los nombres de todos los fusilados, sobre todo para que los resultados sirvan para llevar a los autores ante la justicia.

¿Hay saqueos en la ciudad?

La policía nacional patrulla todas las calles y no hay saqueos. Nuestros ciudadanos no pueden ni siquiera imaginar algo así después de sus experiencias.

¿Hay estimaciones de cuántas casas fueron destruidas en la ciudad?

112 casas privadas fueron completamente destruidas y no pueden ser reconstruidas, otras 100 resultaron dañadas. Además, 18 bloques de departamentos fueron gravemente dañados por la artillería e incendiados. Dos de ellos ya no pueden ser reparados. Pero los expertos explicarán más adelante con más detalle lo que se puede restaurar y lo que hay que demoler.

Destrucción en Bucha.

¿Qué tan destruida está la infraestructura de Bucha?

Las principales infraestructuras en los accesos a la ciudad y en la propia ciudad están prácticamente destruidas. Al tercer día de la guerra, los ocupantes rusos destruyeron la estación transformadora que suministraba electricidad a la ciudad y al ferrocarril ucraniano. La subestación eléctrica no se puede reparar, hay que construir una nueva. En cuanto al suministro de agua, la ciudad tiene una cierta peculiaridad porque los tres distritos tenían tres sistemas. La central está fuera de servicio y los soldadores están cerrando los huecos de las tuberías causados por el bombardeo.

¿Cuánto tiempo se tardará en restaurar la infraestructura de la ciudad?

Estamos haciendo todo lo posible para que sea lo antes posible. Contábamos los días que faltaban para la liberación por el ejército ucraniano. Ahora es lo mismo, apenas podemos esperar a que la ciudad vuelva a la vida. Estamos haciendo todo lo posible.

Mucha gente quiere volver a casa. ¿Cuándo se les permitirá volver a Bucha?

Actualmente, hay toque de queda en Bucha hasta el 7 de abril inclusive. Lo que se decidirá después aún no está claro. Pero aconsejo a los civiles que no están involucrados en el trabajo comunitario, médico o social que no vuelvan hasta que se tome una decisión final. Esto es especialmente importante para las mujeres y los niños. Porque todavía no hay electricidad, agua o gas en la ciudad.

(gg/ers)

ÚLTIMAS NOTICIAS