Atento con algunos de estos utensilios
Paños de cocina y tablas de madera. Algunos de los objetos con lo que tienes que tener cuidado en casa. / Pixabay

Las maderas y los paños de cocina en general pueden ser utensilios poco recomendables por no ser seguros en casa, aseguran datos.

Lo que tienes que saber. La cocina suele ser de los ambientes en casa más contaminados. Debido a ello los utensilios de tela y madera -que tradicionalmente han sido tablas de cortar, tenedores, cucharas, entre otros- son muy apreciados, pero están prohibidos en el sector de la alimentación industrial porque no se consideran seguros a nivel microbiológico.

  • El argumento contra los utensilios de madera en la cocina parte de que son superficies porosas que pueden ser caldo de cultivo para bacterias.
  • En el año 1991, el departamento de Agricultura de EEUU publicó una recomendación a los estudiantes que van a la universidad y cocinan por primera vez, para que no utilizaran tablas de cortar de madera.
  • La madera también puede deteriorarse causando grietas, por eso, entre otras cosas se recomienda el metal, silicona o plástico.
  • Pero el debate no se ha cerrado, existen estudios que sugieren todo lo contrario y aseguran que la madera puede ser hostil para las bacterias y algunos hasta dicen que la madera puede ser antibacteriana. 

Estos son los datos. Lo concreto es que el 37.3% de brotes de origen de alimentos en la Unión Europea (UE) surgieron de entornos domésticos, según un estudio del 2014.

  • Los Centros de Control de Enfermedades (CDC, en inglés) de EEUU, en 2016 aseguraron que el 10% de los brotes y el 7% de las enfermedades en ese país fueron atribuidos a alimentos preparados en casas.
  • Según la UE, también numerosas enfermedades de origen alimentario tienen una fuente doméstica.
  • No obstante, expertos concluyen que muchas de estas fuentes de infección están en la manipulación inadecuada de alimentos por temas como prácticas antihigiénicas.
  • Otro posible foco de infección son los paños de cocina. Estos pueden ser fuentes de contaminación cruzada al usarse para limpiar superficies diferentes.  Son capaces de albergar hasta 54 millones de bacterias por centímetro cúbico.

La moraleja. Es necesario tener mucho cuidado y ser preventivo con todo tipo de material poroso, este puede contener bacterias.

  •  Volviendo a los paños de cocina, un estudio publicado en 2020 sobre los usados en residencias universitarias, dijo que un 32% se usan para limpiar desde cubiertos y vasos hasta limpia en hornos, fregaderos y más.
  • La investigación alertó que en ellos se llegaron a conseguir bacterias aeróbicas como la enterobacter cloacae, resistente a antibióticos como la amoxicilina, cefalotina, entre otros.
  • Sin duda los productos de cocina deben renovarse regularmente.

Fuente principal de la noticia: El País de España.

ÚLTIMAS NOTICIAS