No se menciona en la acusación, pero dos de los acusados trabajaron en el departamento de trabajo de Georgia
Dos funcionarios laborales de Georgia, cuyos trabajos consistían en proteger o defender a los trabajadores agrícolas, están vinculados, pero esto no se menciona en la acusación.

Según información recopilada por los medios USA Today, Savannah Morning News y Augusta Chronicle, dos funcionarios gubernamentales del estado de Georgia estarían vinculados con uno de los casos de trata de personas más grande que se ha procesado en EE. UU. 

La investigación federal “Operation Blooming Onion"

A finales del año pasado fue revelada una investigación federal llamada "Operation Blooming Onion", que según la fiscalía del sur de Georgia, sería una de las mayores tramas de tráfico humano en la historia de EE. UU. y de la cual cientos de latinos fueron víctimas. 

  • De acuerdo con la investigación, se utilizaron visas H-2A para llevar a muchos trabajadores a EE. UU. donde vivieron abusos y condiciones de hacinamiento y suciedad, a veces con poca o ninguna comida o agua potable. Las visas H-2A están destinadas para trabajadores temporales agrícolas. 
  • Dos docenas de acusados estaban siendo investigados como parte de una organización criminal. Los miembros y asociados del presunto grupo delictivo, son en su mayoría residentes de Georgia, Florida y Texas. Además, hay ciudadanos de México que vivían ilegalmente en los EE.UU.
  • Según USA Today y los medios locales del estado sureño, dos funcionarios laborales de Georgia, cuyos trabajos consistían en proteger o defender a los trabajadores agrícolas, están vinculados, pero esto no se menciona en la acusación.
  • La información sobre los vínculos con el gobierno de Georgia la obtuvo USA TODAY, Savannah Morning News y Augusta Chronicle a partir de registros públicos y una revisión de las publicaciones en las redes sociales.

Los agentes involucrados en el caso de tráfico humano

Una persona acusada en el caso, Brett Donovan Bussey, dejó el servicio gubernamental en 2018, indicó el medio. El otro, Jorge Gómez, aún está en oficio y no ha sido acusado de irregularidades. Sin embargo, oficiales registraron la casa de Gómez por el caso y su hermana y su sobrino se encuentran entre los acusados. 

  • En octubre, un gran jurado acusó formalmente a Bussey y a otras 23 personas de conspirar para realizar trabajos forzados y otros delitos relacionados.
  • USA Today señala que  esas conexiones gubernamentales plantean preguntas sobre posibles conflictos de intereses y quién está a cargo de proteger a los trabajadores vulnerables.
  • “Es más que preocupante”, dijo Shelly Anand, exabogada del Departamento de Trabajo de EE. UU. y cofundadora de Sur Legal Collaborative, una organización sin fines de lucro y defensa de los derechos de los trabajadores. 
  • La agencia estatal de Trabajo de Georgia debe informar, resolver o derivar sospechas de violaciones laborales y ayudar a los trabajadores a resolver o presentar quejas contra sus empleadores, así como inspeccionar las viviendas en donde estarán residiendo los trabajadores temporales. Bussey y Gómez estaban directamente involucrados en esas tareas.

Con información de: USA Today

ÚLTIMAS NOTICIAS