Mayores sitios de pruebas son parte del plan de Joe Biden contra el Covid-19. FOTO: . Bloomberg photo por Angus Mordant.

El plan insignia de Biden de dar píldoras antivirales a los pacientes de riesgo se ha topado con múltiples problemas.

El plan insignia de la administración Biden, “test to treat”, para hacer frente al Covid-19 en los próximos meses, está fracasando debido a defectos clave de diseño, advierten los expertos, al tiempo que los funcionarios luchan contra una serie de problemas que plagan la siguiente etapa de la respuesta a la pandemia.

Joe Biden, el presidente de EE UU, dio a conocer el plan en el marco de su discurso del Estado de la Unión a principios de este año.  Su objetivo es garantizar que las personas con alto riesgo de padecer una enfermedad grave, como los ancianos y las personas con enfermedades subyacentes, reciban píldoras antivirales tan pronto como den positivo, en un intento de reducir las hospitalizaciones y las muertes.

Sin embargo, datos recientes del Departamento de Sanidad estadounidense muestran que la mitad de las píldoras antivirales suministradas a las farmacias no se utilizan, ya que muchos pacientes desconocen el plan o no pueden acceder a él con suficiente rapidez.

La falta de aceptación es un problema importante para la respuesta del gobierno de Biden al Covid, que para mantener bajas las tasas de infección ahora confía menos en las campañas de vacunación masiva y en medidas tales como el distanciamiento social, y se concentra en mantener a la gente fuera del hospital.

Es una de las dificultades que obstaculizan el esfuerzo de Estados Unidos para combatir la pandemia justo cuando los casos empiezan a aumentar de nuevo. Entre ellas se encuentran los retrasos en la aprobación de las vacunas para los niños pequeños y la reciente sentencia judicial que anula el mandato de uso de mascarilla en el transporte público a nivel nacional.

Mara Aspinall, profesora de Diagnóstico Biomédico en la Universidad Estatal de Arizona, dijo: "Prueba y tratamiento es exactamente lo que deberíamos hacer en este momento. Pero la aplicación simplemente no ha funcionado. Muchos farmacéuticos ni siquiera saben que existe".

Biden anunció el plan a principios de este año como parte de un reajuste más amplio de las políticas para el enfrentar el Covid que aplica la administración. El objetivo es animar a las personas en alto riesgo, que sospechan que pueden tener Covid, a hacerse la prueba en una farmacia. De ese modo, si dan positivo podrán recibir inmediatamente una receta de pastillas antivirales como las fabricadas por Pfizer o Merck.

Kiran Stacey en Washington

Derechos de Autor - The Financial Times Limited 2021.

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.