Foto: EFE/Ana Mengotti

El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, firmó una ley que prohíbe el aborto después de seis semanas de embarazo. "Quiero que Oklahoma sea el estado más provida del país", tuiteó Stitt tras firmar la ley.

Mientras tanto, las iniciativas en contra de los abortos siguen extendiéndose a lo largo del país. La polémica se reavivó este martes luego de que se filtrara un documento de la Corte Suprema que derogaría la decisión de Roe vs. Wade.

¿Qué dice Oklahoma sobre el aborto?

El proyecto de ley firmado por Stitt entra en vigor inmediatamente con su firma, y el Tribunal Supremo de Oklahoma denegó el martes una solicitud de emergencia para detener temporalmente el proyecto que legisla sobre el aborto.  

  • Los proveedores de abortos dicen que ahora que la nueva ley está en vigor, dejarán inmediatamente de prestar servicios a las mujeres después de las seis semanas de embarazo.
  • "Mientras la ley esté en vigor, como ocurre ahora porque el gobernador la firmó, los servicios de aborto después de las seis semanas no estarán disponibles en su mayor parte", dijo Rabia Muqaddam, abogada del Centro para los Derechos Reproductivos, con sede en Nueva York.
    La nueva ley prohíbe los abortos una vez que se puede detectar actividad cardíaca en un embrión, lo que, según los expertos, ocurre aproximadamente a las seis semanas de embarazo, antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas. 
  • Un proyecto de ley similar aprobado en Texas el año pasado condujo a una drástica reducción del número de abortos practicados en ese estado, y muchas mujeres se dirigieron a Oklahoma y otros estados circundantes para realizar el procedimiento.
  • El proyecto de ley autoriza los abortos si se realizan como resultado de una emergencia médica, pero no hay excepciones si el embarazo es el resultado de una violación o incesto.
  • El proyecto de ley de Oklahoma permitiría a los ciudadanos privados demandar a los proveedores de abortos o a cualquiera que ayude a una mujer a obtener un aborto por un máximo de $10 mil.
  • Stitt firmó un proyecto de ley para que la realización de un aborto sea un delito grave en Oklahoma, pero esa medida no entrará en vigor hasta este verano.

Fuente principal de la noticia: AP

ÚLTIMAS NOTICIAS