aborto Luisiana
RECHAZO. La posibilidad de que se anule Roe v. Wade ha despertado el rechazo de activistas/EFE

Legisladores republicanos del estado de Luisiana presentaron un proyecto de ley que calificaría el aborto como un homicidio. El hecho le daría total libertad a los fiscales para acusar penalmente a los pacientes de la intervención.

El hecho llega solo un par de días después de que se filtrara a los medios un borrador que apunta a que la Corte Suprema está preparada para revocar Roe v. Wade.

Vayamos al grano. Este miércoles, el proyecto de ley avanzó en la Cámara local con una votación de 7 a 2. Dicha legislación iría más allá que en otras áreas del país en donde se castiga a los proveedores de este servicio, así como terceros que facilitan el mismo. Desde dicha entidad, se espera que más temprano que tarde el borrador pase a ser ley.

  • Si el proyecto de ley en Luisiana es aprobado tanto por la Cámara como por el Senado -ambas instancias lideradas por republicanos-, el documento llegará a manos del gobernador, John Bel Edwards.
  • Movimientos antiaborto han apoyado leyes para evitar la intervención; sin embargo, no se han mostrado a favor de criminalizar a quienes se someten al procedimiento.

Lo que no se guardaron. “Para los legisladores en el movimiento, su agenda es detener el aborto”, señaló Mary Ziegler, profesora visitante de la Facultad de Derecho de Harvard que se especializa en la historia de la ley del aborto. “Cuando hay un conflicto entre castigar a las embarazadas y detener el aborto, está claro lo que van a hacer”.

  • Mientras, desde la Fundación para Abolir el Aborto, su director ejecutivo, Bradley Pierce, celebró que “la Corte Suprema está lista para ignorar a Roe versus Wade”.
  • En la Cámara local, el patrocinador del proyecto de ley, el representante republicano Danny McCormick, se pronunció: “Hemos estado esperando 50 años para llegar a este punto”.

¿Y ahora qué?. Si se concreta el fallo de la Corte Suprema, al menos 13 estados prohibirían el acceso al aborto; sin embargo, el hecho alimentaría la lista y haría que gran parte de Estados Unidos presentara restricciones.

  • Arkansas, Idaho, Kentucky, Luisiana, Mississippi, Missouri, Dakota del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Dakota del Sur, Utah y Wyoming aparecen como los estados que tienen legislaciones sin efecto que prohíben el aborto, por lo que solo esperarían por la decisión de la instancia para hacerlas oficial.
  • En los mencionados territorios, las leyes aprobadas vinculadas al caso fueron diseñadas para entrar en vigor cuando se anule Roe v. Wade.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post