Fumar cigarros electrónicos y tradicionales de forma alternada genera riesgos similares para la salud.

Cuida de ti
y de los tuyos

Con el newsletter semanal SALUD, mantente al día con lo último del COVID-19 y otras noticias y tips de salud.

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

Una nueva investigación asegura que no existe ningún beneficio para la salud si se alterna el uso de cigarros electrónicos con los tradicionales. Según los expertos, ambos representan riesgos similares para la salud.

Está demostrado que fumar provoca infinidad de enfermedades graves. Casi una de cada cinco muertes en EE. UU. se deben a este mal hábito. ¿Pero, y si el tabaco se alterna con los cigarrillos electrónicos? Según la Asociación Americana del Corazón (AHA), es igual de malo.

Fumar cigarrillos electrónicos y tradicionales (de combustión) no implica menos riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares que si solo se fuma tabaco tradicional, según un estudio publicado este viernes (05.06.2022) en la revista Circulation.

"Demostrar que el consumo dual tiene un riesgo similar al de fumar solo cigarrillos es importante, porque muchas personas lo combinan con cigarrillos electrónicos pensando que el riesgo es menor", explicó el autor principal del estudio Andrew C. Stokes, de la Universidad de Boston.

Una base de datos de todo tipo de fumadores 

Los investigadores revisaron los datos del Estudio de Evaluación de la Población sobre el Tabaco y la Salud (PATH) de más de 24.000 adultos, de los cuales el 50% tenía 35 años o menos, y el 51% eran mujeres.

Los participantes se clasificaron en cuatro grupos: uno de 14.832 no fumadores (algunos de ellos ex fumadores o ex usuarios de cigarrillos electrónicos); otro de fumadores de cigarrillos electrónicos (822 personas); un tercer grupo de fumadores tradicionales (6.515 personas), y el cuarto con fumadores de ambos tipos de cigarrillos (1.858 personas).

No hay grandes diferencias entre los fumadores duales

Entre todos ellos, en los 12 meses anteriores al estudio, había más de 1.480 personas que habían sufrido una enfermedad cardiovascular y más de 500 casos de ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular.

El estudio halló que, en comparación con fumadores de tabaco normal, quienes combinaban los cigarrillos tradicionales con los electrónicos no presentaban grandes diferencias en el riesgo de cualquier enfermedad cardiovascular ni en el riesgo de un ataque cardíaco, una insuficiencia cardíaca o un accidente cerebrovascular.

"Muchos fumadores que intentan utilizar los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar el cigarrillo tradicional en realidad continúan utilizando ambos productos, convirtiéndose en usuarios duales, donde no vimos ninguna reducción del riesgo cardiovascular", insistió Stokes.