Vicegobernadora de Idaho quiere eliminar el incesto y la violación como excepciones en casos de aborto
La vicegobernadora, que está compitiendo con el gobernador Little en las elecciones primarias de Idaho para la gobernación, dijo en un comunicado que la potencial ley es insuficiente por “numerosas excepciones”

La vicegobernadora y candidata republicana a la gobernación de Idaho, Janice McGeachin, exigió al gobernador actual, Brad Little, a convocar una sesión legislativa para eliminar la violación y el incesto como excepciones a la ley de aborto en ese estado. 

Leyes de activación en Idaho

La legislación de Idaho sobre el aborto entrará en vigencia si la Corte Suprema decide eliminar el precedente legal que otorga el derecho constitucional al aborto en el país, un fallo histórico conocido como Roe v. Wade y que ha tenido visibilidad mediática durante los últimos días por un borrador filtrado que indicaba que la mayoría de los jueces del tribunal supremo estaban a favor de anular dicho precedente. 

  • La vicegobernadora, que está compitiendo con el gobernador Little en las elecciones primarias de Idaho para la gobernación, dijo en un comunicado que la potencial ley es insuficiente por “numerosas excepciones”. La ley de Idaho también señala que el aborto es permitido en casos de que la vida de la madre corra peligro, reseña AP. 
  • “Es vergonzoso que las leyes de aborto de Idaho no sean las más pro-vida en nuestro país”, dijo McGeachin, quien cuenta con el respaldo del expresidente Donald Trump. “Ningún niño debería ser asesinado por las circunstancias que rodearon su concepción”.
  • McGeachin está en una ruda carrera en contra de Little. De cara a las elecciones primarias republicanas del 17 de mayo, abiertas sólo para quienes estén registrados como miembros del partido, parece estar apuntando a los republicanos de extrema derecha en un Idaho profundamente conservador. 

La percepción de los Estados Unidos sobre el aborto

Una encuesta  elaborada por The Associated Press y NORC Center for Public Affairs Research, organización de investigación independiente de la Universidad de Chicago, encontró que el 61% de los estadounidenses dice que el aborto debería ser legal en la mayoría o en todas las circunstancias en el primer trimestre de un embarazo.

  • Pero el 65% dijo que, generalmente, debería ser ilegal en el segundo trimestre y una gran mayoría, un 80%,  dijo que debería ser ilegal en el tercer trimestre.
  • Por otro lado, la mayoría de los estadounidenses, tanto republicanos como demócratas, piensan que una mujer debería tener acceso al aborto en casos en donde su vida corra peligro, si el embarazo ocurre por violación o incesto o si el bebé que está por nacer tiene alguna condición que amenace su vida. 
  • En marzo, el gobernador Little promulgó una ley anti-aborto estilo Texas, que prohíbe el procedimiento después de la sexta semana. Asimismo, la medida permite que el padre, los abuelos, los hermanos, las tías y los tíos de un “niño no nacido” demanden al proveedor de servicios de aborto por un mínimo de $20,000 en daños dentro de los cuatro años posteriores al aborto. 
  • La legislación está suspendida mientras la Corte Suprema de Idaho evalúa una demanda que argumenta que viola la constitución del estado por separación de poderes.

Con información de: AP