Cuida de ti
y de los tuyos

Con el newsletter semanal SALUD, mantente al día con lo último del COVID-19 y otras noticias y tips de salud.

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

Millones de estadounidenses que obtuvieron seguro médico de Medicaid durante la pandemia de COVID-19 podrían perder la cobertura este año o el próximo cuando finalicen los generosos subsidios federales, según un nuevo análisis.

Sin emergencia, sin seguro. Kaiser Family Foundation estima que entre 5 y 14 millones de estadounidenses podrían perder Medicaid cuando los estados comiencen a retirar la cobertura después de que la administración Biden declare que la emergencia de salud pública de COVID-19 ha terminado.

El gobierno federal proporcionó miles de millones de dólares en ayuda federal a los estados con la condición de que no retiraran a las personas de Medicaid hasta que termine la emergencia de salud pública. La medida temporal para garantizar que los estadounidenses no pierdan la cobertura durante la pandemia se ha extendido por más de dos años. Kaiser proyecta que las inscripciones para la cobertura total y parcial de Medicaid habrán aumentado un 25% a $110 millones para fines de septiembre.

¿Cuándo terminará la ayuda? La emergencia de salud pública está programada para finalizar el 15 de julio, pero cada vez que se acerca una fecha límite, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE UU (HHS) la extiende otros 90 días. Los funcionarios del HHS han dicho que la administración notificará a los estados 60 días antes de finalizar la emergencia, lo que significa que la notificación debería llegar la próxima semana si la administración de Biden tiene la intención de finalizar la emergencia en julio.

Cuando finalice la emergencia, las agencias estatales de Medicaid tendrán 12 meses para verificar la elegibilidad de cada persona y notificar a quienes ya no califican.

¿Quiénes seguirán calificando? Las personas normalmente se dan de alta y baja en las listas de Medicaid cuando ganan o pierden un trabajo o cuando cambian las circunstancias familiares. Muchos estados ahora están verificando las direcciones postales y los contactos telefónicos de los miembros para asegurarse de que puedan comunicarse con ellos rápidamente cuando se reanuden los controles de elegibilidad.

Los expertos en inscripción alientan a los destinatarios a estar preparados y responder a los correos de las agencias estatales para garantizar que su cobertura no se elimine indebidamente. Otros deben prepararse para la posibilidad de que ya no califiquen y pierdan la cobertura. En tales casos, los expertos en inscripción pueden informar a las personas sobre otras opciones de cobertura, como el mercado de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

El informe de Kaiser dijo que las poblaciones con mayor probabilidad de perder la cobertura incluye a los adultos que obtuvieron la elegibilidad para Medicaid en virtud de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, los padres que no están discapacitados y algunos niños.

Un país menos asegurado. La cantidad de estadounidenses sin seguro se redujo al 8,8% a fines de 2021, ya que millones obtuvieron cobertura de Medicaid y la Ley del Plan de Rescate Estadounidense ofreció subsidios de mercado más generosos de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio que redujeron las primas para muchos.

Eso podría cambiar cuando los estados reanuden los controles de elegibilidad y cancelen la inscripción de los estadounidenses.

Fuente principal de la noticia: USA Today