SALUD. En Estados Unidos más del 80% de los adultos latinos han recibido una vacuna contra el coronavirus, según Xavier Becerra. | Foto: Efe.

Cuida de ti
y de los tuyos

Recibe un resumen semanal con noticias y tips de salud

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

En Estados Unidos más del 80% de los adultos latinos han recibido una vacuna contra el coronavirus, la misma proporción que los estadounidenses blancos y que los negros, informó Xavier Becerra, secretario de Salud y Servicios Humanos, en una entrevista exclusiva al periodista Enrique Acevedo.

El alto funcionario explicó que, al llegar al cargo hace más de un año, encontró que dos tercios de los estadounidenses blancos se habían vacunado contra el COVID-19, pero en el caso de los afroamericanos y latinos la cifra era del 50%.

“Tratamos de eliminar esa disparidad porque no hay razón por la cual un estadounidense no deba ser protegido. Y no hay ninguna razón por la que debamos crear estos desiertos donde las personas no obtienen la protección que está disponible para ellos, especialmente si es gratis”, dijo Xavier Becerra.

“Demostramos que se pueden obtener resultados si trabajas duro y te acercas a las comunidades”, aseguró Becerra, el primer latino en dirigir la agencia de Salud y Servicios Humanos y el hombre a cargo de supervisar la respuesta del país a la pandemia de coronavirus.

En la entrevista se destacó que, más de dos años después de la llegada del coronavirus, los latinos aún se infectan y mueren en Estados Unidos a una tasa casi dos veces por encima del resto de la población.

Además del coronavirus, los latinos pueden padecer enfermedades crónicas como la obesidad, hipertensión o diabetes, lo cual amenaza aún más la salud.

Becerra reconoció que demasiados estadounidenses, especialmente latinos y afroamericanos, no tienen seguro médico. Y muchas de esas personas están sin un buen acceso a la atención de salud.

Pero resaltó: “Aumentamos los números dramáticamente. Y vamos a seguir haciéndolo porque todos los estadounidenses no solo deberían tener cobertura de seguro de salud, sino también la tranquilidad que eso conlleva”.

Amplía la entrevista aquí.