Perder peso rápido: siete alimentos que debes evitar para cumplir tus objetivos
Foto: Pexels

Cuida de ti
y de los tuyos

Con el newsletter semanal SALUD, mantente al día con lo último del COVID-19 y otras noticias y tips de salud.

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

Perder peso puede ser todo un reto. El matarte en el gimnasio no será lo que mágicamente genere un cambio en tu cuerpo, el primer cambio empieza desde dentro. El proceso más importante para verte como quieres no empieza corriendo o haciendo ejercicio sino en tu mente. 

Con la consciencia de que deseas mejorar tu salud, enfócate en cambiar tus hábitos alimenticios. Hay alimentos que disfrutamos y cuyo consumo constante no es bueno para la salud.

No te obligues a hacer dieta, si lo haces terminarás frustrado y asaltando la nevera en medio de la noche. 

Come rico y sano, pero sobre todo con consciencia de que estás metiendo dentro de tu cuerpo y como eso te impide perder peso. Aquí en El Tiempo Latino te dejamos un listado de alimentos cuyo consumo debes disminuir drásticamente si quieres cambiar tu vida. 

  1. Azúcar: Es quizás uno de los alimentos más consumidos en el mundo y una de las drogas lícitas más peligrosas. Los azúcares refinados son de las primeras cosas que debes sacar de tu dieta si quieres adelgazar. En su lugar puedes usar stevia, edulcorantes artificiales o miel, que además es un sustituto muy sano, que tiene minerales y aminoácidos. Sin embargo, no abuses de ella porque puede tener efectos adversos. 
  2. Embutidos: Bien sea por los nitritos o por cualquier proceso industrial los deliciosos fiambres esconden no solo azúcares, sino grasas, calorías y aditivos que perjudican nuestra salud. No hablamos de que no consumas carne pero opta por consumir derivados animales frescos o magros como carne, pollo, pavo o pescado. 
  3. Bebidas alcohólicas: No quiere decir que no puedas beber de vez en cuando pero el alcohol es básicamente azúcar, genera adicción y trae efectos negativos para tu cuerpo. 
  4. La bollería: Deliciosos y llenos de harinas refinadas, azúcares añadidos y grasas trans, un cóctel de cosas que no quieres en tu organismo. Así que para adelgazar es mejor no acercarse mucho a los donuts o dulces de panadería. En su lugar escoge de merienda o de desayuno algunas frutas o vegetales que te gusten.
  5. Comida procesada: La comida procesada luce muy atractiva, sobre todo, cuando no tienes tiempo de parar en el día a día, pero es mejor que te prepares un snack en casa y lo lleves a tu oficina. Estos alimentos suelen carecer de fibra y son altos en grasas, aditivos, sodio y azúcares ocultos. 
  6. Bebidas azucaradas,  sodas o té frío: Esta es otra de las principales fuentes calóricas negativas cuya ingesta debes bajar si quieres adelgazar. Te sugerimos reemplazar las bebidas azucaradas por agua, agua saborizada o zumos naturales sin azúcar. Un tip: Trata de consumir las frutas cuando estén maduras para que disfrutes de su sabor dulce. 
  7. Patatas fritas de bolsa: En general para bajar de peso deberías evitar el consumo de frituras, puedes comer frituras ocasionalmente, como una vez a la semana para premiarte por tu constancia, pero evita las papas de bolsa. Estas golosinas contienen alto contenido de grasa, harinas refinadas y sal que son los enemigos de las dietas. Además las calorías que aportan no son nutritivas, ni buenas para tu organismo. 

Fuente principal de la noticia: Vitónica