FAMILIA. Las estudiantes posan junto con sus padres luego de la premiación. | Foto cortesía Hispanic Heritage Foundation.

Dos hermanas de Virginia están rompiendo estereotipos, representando a los latinos y a las mujeres jóvenes del área del DMV. Se trata de Gabriela e Isabella Henson-Vendrell, quienes recibieron el premio a la excelencia juvenil que entrega la organización Hispanic Heritage Youth Award a estudiantes destacados de Maryland, New Jersey, Pensilvania y Virginia.

“Este reconocimiento es algo grande porque se de los esfuerzos que mis padres han tenido que hacer y el esfuerzo que muchos latinos han hecho antes de nosotras. Cuando era pequeña mi modelo era Sonia Sotomayor, porque es un gran ejemplo de una mujer muy talentosa”, dijo Gabriela a El Tiempo Latino.

TIEMPO. Gabriela dice que para ambas saber manejar el tiempo es importante. Foto cortesía Hispanic Heritage Foundation.

Estas hermanas, no son unas simples deportistas. Las chicas se han abierto paso en un deporte en el que no participan las minorías: lacrosse, dominado también por hombres. Esto no solo las convierte en atletas destacadas; sino también, en pioneras de su generación por ser de las pocas jóvenes latinas parte del equipo por la diversidad de su escuela. Para ellas, esto es un logro importante.

A pesar de que muchas féminas han abierto el camino de la equidad en los deportes o en el ámbito académico, destacar como mujer joven sigue siendo difícil porque muchas disciplinas deportivas continúan siendo dominadas por los hombres. Por eso, para Isabella ser una atleta femenina sobresaliente y ejemplo significa mucho.

“Es un orgullo para mi representar a las mujeres en los deportes porque sé que no hay muchas que juegan, pero sí muchos hombres. Normalmente son ellos los que representan a la comunidad, por eso representar a las mujeres es un orgullo. Siempre me gustó practicar deportes que son dominados por los hombres”, aseguró la joven.

EVENTO. Gabriella e Isabella Henson-Vendrell durante el evento de premiación. | Foto cortesía Hispanic Heritage Foundation.

No solo la brecha cultural o de género ha sido un reto para estas hermanas. También, lo ha sido el tiempo. Ambas han tenido que aprender a organizar su tiempo libre, el tiempo de estudios y el tiempo para las prácticas deportivas para poder colocarse entre las mejores estudiantes de su escuela.

“Es difícil porque a veces hay muchas tareas y tenemos que ir a prácticas de deportes, pero siempre tratamos de dejar el tiempo necesario. Siempre trato de empezar mi tarea antes de la práctica para poder tener más tiempo. Sabemos que nuestras tareas también son importantes”, dijo Isabella.

Gabriela dice que para ambas saber manejar el tiempo es importante. Al igual que su hermana, trata de empezar a hacer las tareas con el margen suficiente antes de las fechas límites. Y aunque “es difícil”, porque tienen mucha tarea o mucho contenido que estudiar, siempre logran equilibrar el tiempo para no descuidar sus estudios.

Un premio importante

Gabriela e Isabella son parte del grupo de 300 jóvenes homenajeados por su desempeño, liderazgo y aporte a la comunidad hispana de Maryland, Virginia Pennsylvania y New Jersey, en un evento especial que organiza cada año Hispanic Heritage Foundation y que, además, se enfoca en reconocer la excelencia académica de los jóvenes latinos.

Solo este año, la organización recibió 30 mil aplicaciones de estudiantes de diferentes escuelas de los tres estados. De ahí la importancia del premio y lo que este representa entre los estudiantes. Ambas fueron galardonadas en la gala especial que se realizó en Los Angeles, California.

En la categoría de Deportes y Aptitud Física, que fue patrocinada por la National Futbol League (NFL) Gabriela se llevó el oro; mientras que Isabella, el bronce. Los estudiantes ganadores recibirán acompañamiento de Latinx on Fast Track, organización centrada en el desarrollo del liderazgo estudiantil, cultura y justicia social y también de Hispanic Heritage Fundation.

Los estudiantes premiados tendrán acceso a charlas, talleres, capacitaciones, simposios y cumbres. De igual forma, podrán participar en pasantías y oportunidades laborales en los campos que elijan. 

La transición de high school a la universidad no será fácil, dijeron las hermanas. Pero, el mundo que se abre para ellas, en el que pueden continuar con su sueño de ser deportistas destacadas les emociona para tomar el próximo reto con valentía.

Gabriela quiere estudiar economía y negocios. Pero también se siente atraída por la abogacía internacional, en la que se puede enfocar también en el mundo de los deportes. Su hermana, Isabella, quiere dedicarse a una carrera relacionada al marketing y a las comunicaciones; pero también se siente atraída por el mundo del Real Estate.

Para las dos hermanas, el hecho de destacar como deportistas y como estudiantes es un reconocimiento especial al sacrificio que hicieron sus padres en Estados Unidos y especial al sacrificio de su madre, que dejó su carrera de medicina para cuidar de su familia.