Las monjas jainistas Sadhvi Siddhali Shree y Sadhvi Anabhuti dirigieron el documental Surviving Sex Trafficking. Foto: prensa documental

Sadhvi Anubhuti tenía 29 de años cuando sintió que, aun teniendo el trabajo de sus sueños, no era feliz. En 2011, su curiosidad la hizo tocar la puerta de la casa de retiro Siddhayatan Tirth & Spiritual Retreat, un espacio a las afueras de Dallas a donde llegó tras una larga búsqueda en Internet. Una vez allí no hubo vuelta atrás: se convirtió en la única monja mexicana e hispana jainista, una doctrina originaria de la India, y recién en la directora de fotografía del documental Surviving Sex Trafficking, por el cual hoy estamos teniendo esta conversación.

Era un cambio radical abandonar su rol como especialista en línea de productos de una multinacional europea para convertirse en monja, pero mucho más convertirse en una activista contra la trata de personas.

En 2013, en una conversación con Sadhvi Siddhali Shree, otra monja de la casa de retiro y exveterana de guerra en Irak, coincidieron en que sus historias tenían un denominador común: ambas fueron abusadas cuando eran niñas. Sus historias se cruzaban de una manera que, según Anubhuti, las transformó. Fue así como ambas se juraron trabajar para que nadie pase por lo que ellas pasaron.

Ninguna era experta en producción audiovisual pero se consideraban creativas y autodidactas. Decidieron que lo primero que harían sería un documental, pues Siddhali amaba las cámaras. Comenzaron a ver tutoriales, aprendieron de producción, dirección y postproducción.

En un primer crowdfunding recaudaron lo suficiente para producir un primer documental. Tuvo tanto éxito, que en una segunda convocatoria, no solo recaudaron el dinero sino que consiguieron el apoyo para la producción ejecutiva de la presentadora de televisión Jeannie Mai Jenkins y la actriz Alyssa Milano, propulsora del movimiento #Metoo y superconocida por su rol en las series Melrose Place y Charmed.

 

Angela Williams, uno de los testimonios del documental Surviving Sex Trafficking.

El resultado de esa colaboración es Surviving Sex Traffickig, el documental sin fines de lucro lanzado el 15 de abril de 2022, disponible en Amazon Prime, ITunes y Vimeo y cuya recaudación va dirigido a su organización Stopping Traffic, la cual apoya a refugios y sobrevivientes de trata de personas.

La pieza de una hora aborda la historia de cinco mujeres, y en profundidad la de tres supervivientes de la explotación sexual, entre ellas dos de origen hispano: Kendra Gerónimo, una ex bailarina exótica de Miami, que fue secuestrada como esclava sexual y embarazada por su violador, y Angela Williams superviviente de la explotación sexual a la que la sometió un proxeneta durante 15 años en Estados Unidos.

El documental también aborda las historias de supervivencia de los refugiados de tráfico sexual en Filipinas, India y Etiopía.

Sadhvi Anabhuti, nacida en Toluca (México), pero crecida en Houston desde los 12 años, ha hecho de esta causa, junto con la directora Sadhvi Siddhali Shree, su misión de vida: se trata de crimen que afecta a más de 40 millones de personas alrededor del mundo.

“1% son personas que regresan a sus casas. El 99% nunca regresa a la casa. Son muchos motivos, pero dentro de todas, una de ellas es la vergüenza porque han sido prostituidos por años. Muchas veces mueren, se suicidan, son muchas razones por las que no regresan a casa”, dice. Desde Dallas, donde ahora vive con Siddhali y su maestro, Acharya Shree Yogeesh, sostuvimos esta conversación vía zoom.

La importancia de Surviving Sex Trafficking

- ¿Cuál es  el común denominador de las víctimas que caen en redes de trata y qué las hace más susceptibles de ser captadas por el crimen organizado?

Los riesgos son las vulnerabilidades. Lo que hemos notado es que las personas que tienen inestabilidad en casa son más susceptibles a ser reclutadas o enganchadas a formar parte de la trata de personas. Niños o niñas que se salen de las casas, que se pelean con los padres y van a la calle, personas que ya tienen abuso de sustancias. Los niños y las niñas de todas las clases sociales, económicas, todos los niños están en riesgo porque ahora las tácticas son por medio del internet. Y los traficantes se están aprovechando de eso. Pero también otros riesgos que son muy comunes son la pobreza. Inclusive ahora en la situación de guerra, como por ejemplo, Ucrania, que están en una situación muy vulnerable porque no tienen trabajo, no tienen un hogar, entonces de allí, de estas cosas, se agarran los traficantes.

- ¿Cuáles son las ciudades dentro de Estados Unidos donde con frecuencia operan las redes de trata de personas?

California, Texas, Florida y New York. De ciudades es Los Ángeles, Miami, Nueva York y Houston, son considerados principales centros de trata de personas.

- ¿Qué hay en estas ciudades que estimula ese mercado?

Houston está conectado con México, de muy fácil acceso hacia la frontera. La ruta de México alimenta a muchas niñas que son traficadas desde Centroamérica y México y que atraviesan por la frontera hasta llegar al área de Chicago, New York y estas áreas. Miami es también el acceso a Latinoamérica. Realmente es algo que está pasando en todos lados, porque no estamos tan educados en el tema y por eso no lo vemos. Si empezamos a reconocerlo por lo que es, lo empiezas a ver en todas las ciudades de Estados Unidos y en todos los países.

- ¿A qué se debe que este fenómeno pase tan desapercibido?  

Por la forma en la que sucede. La trata de personas no es necesariamente que una persona este con cadenas. No es necesariamente que una persona este destrozada totalmente de no poder moverse, de ser una esclava, no. La esclavitud moderna es algo que es más psicológico. Entonces los traficantes empiezan a moldear a las muchachas, a lavarles el cerebro, a decirles que esto es lo que deben hacer, las empiezan a manipular, las empiezan a amenazar de que si no hacen estas cosas van a matar a sus parientes, a ellas mismas. Estas cadenas también son invisibles hacia la sociedad, porque no es tan obvio. Ellas andan por las calles, como personas normales, pero detrás de esto están esas cadenas invisibles  que no pueden desatarse de esta situación o de su traficante, golpeándolas de diferentes formas.

Las lecciones de Surviving Sex Trafficking

- ¿Hay una industria en específico donde es muy común que se dé esto?

Te puedo decir que, por ejemplo aquí en Estados Unidos, donde hay mucha gente indocumentada, donde les quitan sus pasaportes, donde no tienen papeles, no hablan el idioma, estas son las razones por las que terminan en una situación de trata de personas laboral, porque no tienen recursos.

No saben que están siendo víctimas de un crimen y por eso no saben que pueden ir a la policía a pedir ayuda, por eso sé que es un problema muy grande y que nosotros los latinos, los hispanos, somos muy afectados por este problema.

- ¿Cuáles podrían ser señales para aprender a una víctima de trata o explotación sexual?

Una de las cosas que pueden hacer es ver el documental. Si les interesa aportar y ayudar en contra de la trata de personas, pueden comenzar a ser voluntarios. Hay muchos refugios que necesitan ayuda de voluntarios. Se necesitan muchos recursos, entonces si la gente  tiene el dinero para apoyar de esa forma, entonces que donen. Educarse no nada más ellos mismos, sino educar a todas las personas a su alrededor.

¿Qué recomendaciones han planteado al gobierno federal o local?

Hemos visto que muchos estados, por ejemplo, no tienen sentencias fuertes hacia los traficantes. En Texas es el primer estado donde se le está haciendo una felonía a la persona que compra sexo, a los traficantes, pero también a los consumidores porque si sigue habiendo demanda, entonces va a seguir habiendo suministro.

No hay suficiente ayuda para las víctimas, no hay suficientes refugios, no hay suficiente ayuda para estas sobrevivientes. Se dice que el 80% de las personas que sobreviven a la trata de personas no tienen recursos para salir adelante. Entonces la mayoría de ellos lo están haciendo solitos. Y del lado de los traficantes se tiene que castigar más.

La sentencia son muy muy pequeñas. Si las consecuencias no son graves para estas personas entonces van a seguir haciéndolo. Y de lado de las víctimas puedo decirte que muchas veces se van contra las mujeres. Las encuentran siendo prostituidas y las criminalizan a ellas: criminalizan a las víctimas y no a los consumidores.