Foto: EFE

De cara al próximo levantamiento del Título 42, la política sanitaria de la era Trump que expulsó a casi dos millones de personas en la frontera sur desde marzo de 2020 sin la posibilidad de solicitar asilo, el Secretario de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, realizó una visita al Valle de Río Grande, en Texas, uno de los sectores más transitados por la migración irregular. 

Aún se espera una decisión sobre Título 42, pero están preparados

Después de que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) confirmaron que el Título 42 sería eliminado progresivamente a partir del 23 de mayo, unos 20 estados, liderados por Missouri, Arizona y Luisiana, desafiaron la orden, para evitar que la administración de Biden rescindiera el mandato. 

  • A finales de abril, un juez de Louisiana emitió una orden que prohibía tomar acciones dirigidas al levantamiento de la medida. La orden estuvo vigente por 14 días y se llevó a cabo una segunda audiencia el 13 de mayo, en la que el juez no emitió ningún fallo e indicó que aún está evaluando el caso. 
  • El juez Summerhays dijo que emitiría un fallo definitivo antes del 23 de mayo, la fecha fijada por el gobierno de Biden para levantar las restricciones de asilo y aunque señaló que la medida podría mantenerse, Mayorkas aseguró públicamente que ya estaban preparados. 
  • DHS ya ha indicado que se preparan para hasta más de 18 mil cruces diarios, que contrasta con un promedio de 7,800 en abril. Mayorkas enfatizó, sin embargo, que estas no son proyecciones. 

Una nación de inmigrantes y también de leyes

Mayorkas visitó un centro de procesamiento remodelado en McAllen, la ciudad más grande de la región. El recinto reabrió hace unas seis semanas y tiene una capacidad para 1200 personas. 

  • AP reseña que el procesamiento de las comparecencias ante las cortes de inmigración puede tomar alrededor de dos horas por persona, con un promedio de unas 43 horas de estadía en las instalaciones del centro. 
  • Se informó también que las autoridades están distribuyendo dispositivos de monitoreo para entre 230 y 250 personas migrantes liberados diariamente. 
  • Unas 600 personas migrantes han sido remitidas a organizaciones católicas en el Valle de Río Grande. Asimismo, han señalado que la administración de Biden envió más personal y equipo y erigió instalaciones de detención temporales para procesar a los migrantes.
  • En una conferencia de prensa en McAllen, Mayorkas también añadió que la agencia planea aumentar los procesamientos por cruces fronterizos irregulares, tomar medidas enérgicas contra contrabandistas y acelerar los procesos de evaluación de solicitudes de asilo. “Somos una nación de inmigrantes y también somos una nación de leyes”, dijo. “Hacemos cumplir la ley y seguiremos haciéndolo”.

Agente de Aduana y Protección Fronteriza (CBP) detuvieron a 234,088 personas en la frontera sur, en abril, una de las cifras más altas en décadas, y que representa un incremento del 5,8% de las 221, 303 detenidas en marzo.  

Con información de: AP

ÚLTIMAS NOTICIAS