Piqué y Rubiales son investigados en España por el escándalo de la Supercopa
Piqué jugando un partido de Champions League. Foto: @3gerardpique

El futbolista Gerard Piqué y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, son investigados por la Fiscalía Anticorrupción de España por supuestas irregularidades en el contrato para la celebración de la Supercopa de España en Arabia Saudita.

La investigación se abrió debido a una denuncia presentada por parte del presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenador de Fútbol (Cenafe), Miguel Ángel Galán, quien acusó de corrupción a Rubiales, a la RFEF, a Piqué y a su empresa Kosmos.

Galán señaló que Rubiales pactó con la empresa de Piqué el cobro de una comisión millonaria por el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudita.

“Rubiales presionó a las autoridades de Riad para que abonaran a Piqué hasta 24 millones de euros por disputar el torneo en ese país. Luego trató de ocultar la participación del futbolista en el contrato”.

Escándalo por los audios filtrados de Piqué y Rubiales

El pasado 18 de abril de 2022, el periódico español El Confidencial publicó una serie de documentos y audios del futbolista del Barcelona con el presidente de la RFEF, donde hablaban sobre sus negocios secretos con la Supercopa de España.

El material filtrado causó un terremoto en el deporte español, y hasta se convirtió un asunto de Estado. Se consideró poco ético y legal que un futbolista activo ganara dinero gracias a sus negocios con la máxima autoridad del fútbol en su país.

A pesar de todo, Gerard Piqué ofreció una entrevista al diario MARCA, donde se defendía de las acusaciones y explicó su versión.

“Todas las negociaciones eran legales y el acuerdo había sido beneficioso para todas las partes, ¿Qué más conflicto puede haber? Traigo una oportunidad a la RFEF. Pasan de llevarse 120.000 euros a 40 millones. ¿Acaso los árbitros nos van a pitar mejor?”, manifestó.

De igual forma, señaló que, debido a los resultados del torneo, se pudo comprobar que no hubo conflicto de intereses.

“El cambio de formato sucede en 2020 y gracias a eso la competición pasa a ser jugada de dos equipos a cuatro: el finalista de la Copa del Rey y el segundo de La Liga se clasifican. En 2020 si no hubiera habido este cambio, el Real Madrid no habría participado. El Real Madrid ganó ese año, en 2021 la ganó el Athletic y en 2022 otra vez ganó el Madrid. En estos tres años se puede ver si nos han ayudado (al Barcelona) o si a mí me han ayudado en el campo de juego”, aseveró.

ÚLTIMAS NOTICIAS